Solo 2 de los 1.500 educadores de las escuelas infantiles de Madrid testados dan positivo en coronavirus

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Tan solo 2 de los 1.500 empleados de los 68 centros de la red de escuelas infantiles municipales de Madrid que fueron sometidos a pruebas serológicas han dado positivo en COVD-19.

Así lo ha indicado este martes la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, durante la presentación de la campaña de apoyo al comercio local ‘Seguimos en el barrio gracias a ti’. Ahora cada uno de estos docentes deberá de pasar un test PCR y, en el caso de volver a dar positivo, deberán de guardar cuarentena.

Estos resultados se han conocido un día después del inicio del curso para los alumnos de estas escuelas infantiles municipales, clases que han comenzado «con toda la normalidad, y por ahora funciona todo bien», según ha indicado Begoña Villacís.

Las escuelas infantiles del Ayuntamiento de Madrid han reabierto este lunes sus puertas aplicando un protocolo de medidas preventivas frente a la COVID-19 para la incorporación de los niños que incluye una bajada de las ratios en las aulas y un especial énfasis en las constantes labores de limpieza.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha destacado que la vuelta a las aulas de los 68 centros de la red de escuelas infantiles municipales se realiza aplicando las medidas de seguridad “más estrictas” al tiempo que mantienen su “ayuda clave” a las familias en la conciliación.

Alrededor de 8.000 menores, con edades comprendidas entre los 0 y los 3 años, se organizarán en grupos o unidades estables de vida, los llamados «grupos burbuja», acompañados de un educador que delimitará el uso del mismo espacio de referencia sin contacto con otros grupos.

Para garantizar que se cumple el distanciamiento entre las unidades de vida, el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social que dirige Pepe Aniorte ha reducido las ratios de niño por educador, pasando a ser de cuatro niños en el nivel 0-1 años, siete por profesional en el de 1-2 años y ocho en el de 2-3 años. “Madrid demuestra la excelencia de su red de escuelas infantiles con las ratios más bajas de España como principal medida de prevención frente a la COVID-19”, ha destacado Villacís.

Entre las medidas adoptadas en las aulas de las escuelas infantiles en el inicio del curso, destacan también las constantes labores de limpieza en las instalaciones, superficies con contacto habitual y en los materiales de uso común y la limpieza exhaustiva de todo el centro al finalizar la jornada, así como el fomento del uso de calzado específico para el acceso al mismo.

Asimismo, se tomará la temperatura a profesionales y niños al inicio de la jornada y se procederá al lavado de manos frecuente con agua y jabón, gel hidroalcohólico o, en el caso de los más pequeños, toallas humedecidas o jabonosas.

Por otro lado, los horarios de acceso se podrán realizar gradualmente entre las 9:00 h y las 10:00 h y las salidas entre las 15:00 h y las 16:00 h, en tramos de 15 minutos, flexibilizándose así las entradas y salidas. Además, se ha instalado cartelería, señalización de dirección y dispensadores de gel hidroalcohólico en todos los centros.

Cada escuela ha implantado la figura de un coordinador COVID-19, encargado de la vigilancia de las medidas en la escuela y con las familias y la puesta en marcha de los protocolos de actuación en caso de detección de casos sospechosos de infección por coronavirus. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *