Desmantelados en Tetuán un bar de copas y un burdel en dos pisos con 70 personas dentro y un restaurante coreano con 67 clientes para un aforo de 20

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

La Policía Municipal de Madrid ha desmantelado dos pisos en el distrito de Tetuán que funcionaban como bar de copas y burdel clandestinos y donde fueron sorprendidas hasta 70 peronas incumpliendo las medidas ante el coronavirus.

Los hechos ocurrieron pasadas las 3 de la madrugada del pasado domingo, 6 de septiembre, cuando dos policías de paisano, que patrullaban por la calle Marqués de Viana, fueron abordados por un hombre que les invitó a subir a dos pisos situados en la tercera planta del número 11, junto a un conocido local de alterne que, por las medidas anti COVID de la Comunidad de Madrid, ya estaba cerrado a esas horas.

Este hombre, que actuaba de captador y para dar la alerta en caso de avistar a la Policía, les indicó que «arriba» podrían encontrar «alcohol, chicas y fiesta». Los agentes subieron al piso y encontraron dos puertas en el rellano, una que daba acceso a un bar clandestino con barras, taburetes y mesas, ofreciendo copas a 20 euros, y con gran cantidad de clientes y empleados, hasta 40 personas. En el otro piso encontraron un burdel clandestino con varias habitaciones habilitadas para tal fin y con hasta 30 mujeres que ejercían la prostitución.

Los policías identificaron a todos los presentes y tramitaron 75 denuncias por incumplimiento de las medidas para la salud pública al no llevar nadie la mascarilla puesta ni respetarse la distancia mínima de seguridad entre mesas, entre otras.

Además, levantaron acta contra los propietarios de ambos pisos por incumplimiento de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR) al actuar sin licencia y sin cumplir los requisitos mínimos imprescindibles para tales actividades.

Bautizo multitudinario

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado también un restaurante de comida coreana en el distrito de Tetuán donde hasta 67 clientes celebraban una fiesta, cuando el aforo máximo para el local es de 20 personas.

Los hechos ocurrieron pasadas las 9 de la noche del domingo, 6 de septiembre, en el número 30 de la calle Palencia. Tras varias llamadas de los vecinos por los ruidos, los agentes comprobaron que se estaba celebrando un bautizo y desalojaron el restaurante.

Los policías levantaron acta contra los propietarios del restaurante por incumplimiento de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR) al superar el aforo máximo y al incumplirse las restricciones aprobadas recientemente por la Comunidad de Madrid para atajar la propagación del coronavirus, fijando una de ellas el límite máximo de 10 personas en las reuniones privadas.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *