La Junta de Carabanchel rechaza las propuestas de doce asociaciones ante la crisis social por el COVID-19

  • Entre estas están el uso de cocinas de colegios públicos para elaborar un mínimo de mil menús diarios para familias vulnerables, la creación de un “banco de electrodomésticos” y la recogida y distribución de equipos informáticos donados para alumnado sin esos recursos.
  • “Lamentamos esta actitud cerrada a iniciativas que incluso el propio Ayuntamiento de Madrid está poniendo en marcha en otros distritos”, sostienen los colectivos sociales

El pasado 14 de mayo, elconcejal-presidente de la Junta Municipal de Carabanchel, Álvaro González, acompañado de la coordinadora del Distrito, la jefa de Servicios Sociales y los dos asesores, recibió a una delegación de las doce asociaciones de Carabanchel Alto (vecinales, de AMPAs, culturales, de mujeres y sociales) que habían presentado un escrito proponiendo algunas medidas para afrontar la crisis social derivada de la pandemia del COVID-19.

Estas eran las propuestas:

– La puesta en funcionamiento de las cocinas de los colegios públicos, con una capacidad de elaboración de menús superior a los 1.000 diarios, con el personal habitual y afectado por ERTEs.

– Habilitar un espacio donde las personas puedan donar electrodomésticos en uso para que las familias necesitadas puedan hacerse con ellos, a modo de “banco de electrodomésticos”. Se sugirió que el punto limpio municipal de Aguacate podría ser un lugar idóneo.

– La recogida y distribución de equipos informáticos donados y en uso para alumnos que no dispongan de ellos para seguir las clases on line.

Según denuncian, ninguna de estas propuestas fueron tenidas en cuenta «con argumentos tales como que no se aportaban cifras concretas de familias necesitadas, que las familias preferían alimentos en lugar de menús preparados, que los colegios son competencia de la Comunidad de Madrid, que esta institución ya está repartiendo tablets, o que el punto limpio depende del área de Medio Ambiente, al que los colectivos sociales se podían dirigir si querían».

Estos, a su vez, recordaron a los representantes municipales “que los colegios públicos pertenecen a las juntas municipales, que precisamente en otros distritos han puesto a funcionar algunas cocinas para preparar comidas, y también la Comunidad de Madrid las está usando ahora para distribuir comida preparada a alumnos becados».

«La propuesta presentada supondría optimizar el recurso de las cocinas, ampliando el número de familias beneficiarias que dispondrían de productos frescos elaborados y no sólo cestas de alimentos”, aseguran.

Según indican las doce entidades, “el concejal del Distrito vino a decir que ellos ya están atendiendo todas las necesidades, lo que no se corresponde con la realidad, ya que en este momento se ha desarrollado una amplia red de apoyos vecinales en más de 60 barrios madrileños, que atiende a una población creciente que no recibe esa atención municipal».

«Reconocemos el trabajo extraordinario que están realizando las trabajadoras de unos Servicios Sociales desbordados; porque al déficit de recursos que arrastra, se ha sumado la actual emergencia social, y por ello tardan en ofrecer ayudas concretas”, afirman.

Por otro lado, los delegados vecinales defendieron la necesidad de mantener los campamentos urbanos en sus cuatro modalidades (familias vulnerables, conciliación familiar, polideportivos y entidades sociales), por el bienestar de las niñas y niños y para que los padres y las madres puedan trabajar o buscar empleo. “A esto respondieron que lo tenían todo preparado, en función de la evolución de las circunstancias, sin dar más detalles”, indican.

“Lamentamos esta actitud cerrada a iniciativas que incluso el propio Ayuntamiento de Madrid está poniendo en marcha en otros distritos, y ni siquiera hubo posibilidad de entrar a desarrollarlas. Por parte del tejido asociativo mantenemos nuestra oferta de colaboración, que ya expresamos en la reunión, tanto para las propuestas presentadas como otras que se pueden implementar, y seguiremos insistiendo en que se refuercen los recursos para atender esta emergencia social que puede durar más de lo deseado”, concluyen los colectivos sociales del barrio, que son los siguientes: Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, Asociación Cultural Casa del Barrio de Carabanchel, Plan Comunitario de Carabanchel Alto, AMPA CEIP Antonio Machado, AMPA CEIP Pinar de San José, AMPA CEIP Maestro Padilla, AMPA IES Francisco Ayala, ASPAFADES, Asociación de Mujeres de Carabanchel Alto, Mesa del árbol de Carabanchel y Asociación Cultural de Carabanchel Alto.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Un comentario en «La Junta de Carabanchel rechaza las propuestas de doce asociaciones ante la crisis social por el COVID-19»

  • el 18 junio, 2020 a las 9:27 am
    Enlace permanente

    ¿Por qué nos están dejando sin árboles en Carabanchel? alguno de ellos estaban en buenas condiciones y los sustituyen por adoquines, por lo que se ve que no piensan replantarlos. Cada día desaparecen nuevos árboles, es indignante, parece que así evitan su mantenimiento. ¿Donde quedan las campañas para proteger la naturaleza?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *