La recogida de la materia orgánica en la ciudad, es decir, todo lo que se tira en el cubo marrón, está implantada ya en 20 de los 21 distritos de Madrid. Solo falta Centro, donde se incorporará este sistema el próximo mes de septiembre.

Test de claidad del sueño

El Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Borja Carabante, ha analizado cómo realizaron la separación de esta fracción los madrileños hasta diciembre del año pasado y el resultado es muy positivo: la pureza del contenido de la bolsa orgánica es superior al 80%, lo que indica que «los ciudadanos están haciendo una buena labor de reciclaje en sus casas».

Así lo ha trasladado hoy el delegado del Área desde el punto de información vecinal de ‘la orgánica’ situado en Moratalaz. Carabante ha informado, además, de que Madrid batió el récord de reciclaje el pasado diciembre: el porcentaje de residuos por separado alcanzó el 38%.

Según los datos recopilados por la Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos, dependiente de Medio Ambiente y Movilidad, las toneladas recogidas de forma selectiva en todo 2019 se incrementaron de manera importante respecto al ejercicio anterior.

En el promedio anual, la fracción orgánica fue la que supuso el mayor aumento con un 292 %. Le siguió el reciclaje del cartón, que a nivel comercial aumentó un 33,1 %; el papel y el cartón que acaba en el contenedor azul subió un 20 % y el cartón de limpieza viaria creció un 15,4 %. El reciclaje del vidrio se disparó un 10,4 % y el de los envases un 6,71 %.

El total de residuos recogidos aumentó un 1,61 % y, pese a ello, la parte del contenedor naranja (la fracción resto) bajó un 10,13 %, un hecho muy destacable que sólo ha ocurrido a raíz de la implantación de la fracción orgánica y que indica que Madrid está en la senda de cumplimiento de las obligaciones que marca la Unión Europea.

Implantación progresiva y con gran éxito

La implantación de la recogida orgánica, que conlleva un reciclaje a través del que se obtiene fertilizante natural y energía (biogás) comenzó en fase piloto el 1 de noviembre de 2017. La tapa marrón se instaló en 17 barrios de la ciudad en 2017.

La gran acogida de este nuevo cubo llevó a extender el servicio de forma permanente en 12 distritos completos de la capital en 2018 (Arganzuela, Chamberí, San Blas-Canillejas, Villaverde, Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Puente de Vallecas, Tetuán, Villa de Vallecas, Latina, Vicálvaro y Hortaleza).

En otoño de 2019, se incorporó en ocho nuevos distritos (Fuencarral-El Pardo, Retiro, Moratalaz, Carabanchel, Usera, Salamanca, Chamartín y Barajas), haciendo extensiva esta nueva recogida selectiva a casi la totalidad de la ciudad. En septiembre de 2020, esta ampliación terminará con su llegada al distrito de Centro.

Campaña informativa y entrega de cubos

Junto con la instalación del nuevo contenedor de tapa marrón en las calles y comunidades de vecinos, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de información y educación ambiental dirigida a los ciudadanos en los distritos donde se ha ido implantando.

En ella se explica el funcionamiento del nuevo sistema de recogida, cómo separar correctamente los residuos orgánicos y los beneficios de su reciclaje.

A los asistentes se les entrega un cubo de diez litros para depositar los residuos orgánicos y diverso material informativo: guías infantiles y de adultos para la correcta separación de los residuos, trípticos informativos en diferentes idiomas, una revista informativa y una infografía resumen, así como un imán para la nevera y un portalápices.

Los estands informativos han pasado ya por Retiro, Fuencarral-El Pardo, Usera, Carabanchel y Moratalaz, donde hoy se ha trasladado Carabante. Hasta ahora se han acercado a estos puntos 5.000 visitantes y se han entregado hasta 4.000 cubos.

A partir del próximo 27 de enero y hasta el 31 de este mes se trasladarán estas campañas a las juntas municipales de Salamanca (calle Velázquez, 52); Chamartín (calle Príncipe de Vergara, 142) y Barajas (Plaza de Mercurio, 1). A partir de febrero, se llevará esta información a los mercados municipales.