Circos Reunidos recurrirá la ordenanza que prohibirá para 2020 los circos con animales en Madrid

La asociación Circos Reunidos ha anunciado esta semana que recurrirá ante los tribunales la ordenanza sobre Tenencia y Protección de los Animales, aprobada el mandato pasado con los votos de PSOE, Ahora Madrid y Ciudadanos, y que prohibirá los circos con animales para el 2020.

En el mismo comunicado desde la asociación de circos han explicado que pedirán responsabilidades a Manuela Carmena y los técnicos que firmaron dicha ordenanza «por un presunto delito de prevaricación».

Además, han mostrado su agradecimiento al actual alcalde de Madrid, José Luis Martinez-Almeida, por «el apoyo público que ha realizado hoy a los circos con animales» y han lamentado «el no respaldo de Ciudadanos».

Desde la asociación Circos Reunidos han indicado que «estamos muy tranquilos porque sabemos que el juzgado nos va a dar la razón ya que un ayuntamiento no puede prohibir el mayor espectáculo del mundo, y así lo hemos demostrado en Zaragoza recientemente, Talavera de la reina y muchas otras sentencias judiciales que tenemos en nuestro poder».

Finalmente, han incidido en que «garantizamos a los madrileños que seguirá en Madrid el circo con animales durante muchos años mas y de nuevo agradecemos al Partido Popular por su apoyo».

Ya el pasado mes de marzo representantes de la asociación Circos Reunidos se reunieron con la entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ante la ordenanza municipal que había sido aprobada recientemente y por la cual se prohíben los animales salvales en los circos.

Tras la reunión, desde Circos Reunidos se manifestó que el sabor resultante «ha sido bastante amargo y decepcionante» y criticaron que «ante el revuelo causado por la manifestación del sector circense hace quince días frente al Ayuntamiento de Madrid, por faltar a la palabra dada, e intentar la cacicada de prohibir mediante ordenanza los circos tradicionales en la capital».

En la reunión le fueron expuestos a Carmena argumentos «irrefutables» acerca del «cumplimiento de todas las leyes y normas de tenencia y bienestar animal vigentes» por parte de los circos, «la falsedad de que los animales sean categorizados como especies salvajes -pues llevan generaciones criándose de manera doméstica-, el hecho de que no exista protocolo alguno para categorizar el bienestar o maltrato, o que la prohibición, pues que también supondría la muerte de todos los animales afectados, tal y como ya ocurrió con el precedente de la misma prohibición en México hace cuatro años».

También se habló de derechos y libertades ciudadanas que, para Circos Reunidos, «se conculcarían tras una ordenanza promovida desde el minoritario movimiento social del vegano/animalismo, de la falsedad de los motivos esgrimidos por el consistorio para justificar tamaño prohibicionismo, de la ilegalidad de promover normativas contrarias a leyes de rango superior, y del agravio comparativo en el que se estaría incuriendo (a sabiendas) con otros sectores similares en el uso de animales bien por ocio, cultura o negocio».

Ninguno de estos argumentos convenció a la entonces regidora, que «ya tenía su respuesta decidida de antemano», según criticaron desde Circos Reunidos. «Declaró la señora que esa reunión no era para debatir sobre el fondo del asunto, que la ordenanza era una promesa electoral a parte de sus votantes, y que se estudiarían las alegaciones pero que, la norma, de ser votada mayoritariamente en el próximo pleno, saldría adelante dijeran los de los circos lo que dijeran», expusieron.

«Literalmente sus palabras fueron: recurran ustedes a los tribunales, que estarán en su derecho como parte perjudicada. Tal cual. Ah: y que también se podía votar y opinar sobre el tema en la plataforma virtual del Consistorio», indicaron.

Desde la asociación Circos Reunidos expusieron que la reunión «era tan sólo una excusa para sacarse una foto con nosotros, y justificar la alcaldesa de esta manera que ella, finalmente, sí que nos había escuchado».

«Nos sentimos por tanto vilmente utilizados, y anunciamos que la batalla judicial contra la señora Carmena será hasta las últimas consecuencias, y pidiendo las máximas responsabilidades penales y patrimoniales para todos los responsables de negar el sagrado derecho al trabajo de casi dos mil familias del sector del arte y la cultura de nuestro país», concluyeron desde Circos Reunidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *