El Palacio de Liria abre sus puertas para ofrecer al público «una experiencia sensorial única»

El madrileño Palacio de Liria abre sus puertas al público desde este jueves, 19 de septiembre, con unas visitas guiadas que esperan convertirse en una experiencia única, más allá de una visita cultural.

Una experiencia sensorial, diferente del conjunto de visitas culturales a otros palacios y museos, fusionando los sentidos a través de la música, la voz, las palabras y las imágenes, que unidos, transmiten al visitante la esencia de un palacio vivido, el espíritu que lo habita y la admiración por la colección artística que decora sus salones y estancia.

Además, los cuadros de la duquesa de Alba y la marquesa de Lazán, ambos de Goya, la condesa de Miranda, de Pantoja de la Cruz, y el retrato de la duquesa de Alba de Ignacio Zuloaga regresan al Palacio de Liria para disfrute de los visitantes, tras haber sido cedidas a la exposición Balenciaga y la pintura española, que se exhibe en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

Las visitas se realizarán en grupos, con inicio cada 30 minutos, y tendrán una duración de 65 minutos. Los horarios serán de 09.45 a 14.00h los lunes y de 09.45 a 14.00h y de 15.45 a 19.30h (hasta las 18.30h. de noviembre a febrero) de martes a domingo.

Tarifas

La entrada incluye la visita en grupo, de máximo 20 personas, al Palacio de Liria recorriendo las catorce principales estancias del Palacio. Se trata de una visita con audioguía.

La compra Online llevará un incremento de 1€ a la tarifa en concepto de gastos de gestión. La venta en taquilla estará habilitada a partir de la apertura del Palacio de Liria a los visitantes (próximo 19 de septiembre).

General: 14 euros. Audioguía incluida en español, inglés, francés, italiano y alemán.

Reducida: 12 euros. Niños de 6 a 12 años, desempleados, estudiantes menores de 25 años, mayores de 65 años. Personas con movilidad reducida (exclusivamente para personas en sillas de ruedas). Personas con discapacidad. Documentación acreditativa necesaria.

Gratuita: Menores de 6 años. Lunes no festivos en las sesiones de las 09:45h y 10:15h hasta completar aforo. Solo venta Online. Venta abierta con una semana de anticipo.

Historia del Palacio de Liria

El Palacio de Liria es una de las residencias privadas más importante de Madrid. Fue construido entre 1767 y 1785, por orden del III duque de Berwick y de Liria, don Jacobo Fitz-James Stuart y Colón.

Esta obra monumental se la debemos principalmente al reputado arquitecto Ventura Rodríguez (1717-1785), quién sustituye a Louis Guilbert, completando así un edificio de estilo neoclásico, de planta rectangular, alargada y compacta en su interior. El arquitecto inglés Sir. Edwin Lutyens (1869-1944) planteó varias reformas, encargadas por el XVII duque de Alba, don Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó.

En noviembre de 1936, durante la Guerra Civil Española, el edificio sufre varios incendios que destruyen todo el interior, quedando en pie exclusivamente sus cuatro fachadas. Dentro de la desgracia que supuso y de las grandes pérdidas ocasionadas, la mayor parte de la colección fue salvada y protegida en diferentes lugares de Madrid, como la Embajada británica, el Museo del Prado y el Banco de España, entre otros.

La reconstrucción corrió a cargo del XVII duque de Alba don Jacobo Fitz-James Stuart, labor que culminaron los XVIII duques, doña Cayetana Fitz-James Stuart y don Luis Martínez de Irujo. El arquitecto Manuel Cabanyes, fue el encargado de construir el nuevo Palacio de Liria, quien, utilizando los planos de Lutyens, modificó su escalera principal, la capilla y el zaguán.

Hoy es la residencia del XIX duque de Alba, don Carlos Fitz-James Stuart, y sede de la Fundación Casa de Alba, y es de los edificios arquitectónicos más importantes de Madrid, albergando una de las colecciones de arte privadas más destacada del mundo.

Sus colecciones histórico-artísticas

En el Palacio de Liria se puede vivir la historia de uno de los más distinguidos linajes de España a través de documentos, cuadros, es­culturas, tapices y otras obras que en él se conservan. Al recorrer sus salones es posible sentir la huella de los siglos pasados, y conocer, no solo la historia de una de las familias más notorias de España, sino que también algunos de los acontecimientos más importantes de nuestro país y del mundo.

La colección histórico-artística fue incorporándose gracias a la labor de mecenazgo y coleccionismo de los duques de Berwick y Alba durante más de quinientos años. El origen de las colecciones del Palacio de Liria responde a los refinados gustos y aficiones culturales de sus habitantes, quienes buscaron objetos artísticos para decorar sus palacios.

Pintura, escultura, tapices, muebles, grabados, documentos y libros, además de un amplio conjunto de porcelanas y artes decorativas, se reparten por los diferentes salones para ser admirados por sus propietarios y visitantes, permitiendo disfrutar de una colección única.

Del conjunto completo, destacan grandes maestros de la pintura como Goya, Velázquez, Murillo, Zurbarán, Greco, Ribera, Rubens, Tiziano, Palma el Viejo, Brueghel de Velours, Madrazo y Winterhalter. Grandes personalidades de la cultura, las artes y la política, han visitado este palacio, como Cole Porter, Arthur Rubinstein, Howard Carter, Wiston Churchill, Theodore Roosevelt, Oscar Wilde, Igor Stravinski, Ortega y Gasset o Charlie Chaplin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *