Guadarrama (Madrid) acoge este sábado un nuevo encuentro de avistadores de ovnis

El municipio de Guadarrama, en la sierra norte de Madrid, vuelve a acoger este sábado, 27 de julio, una nueva ‘Alerta ovni’, un encuentro anual que llevan organizando el grupo Daguian y el programa de radio ‘Dimensión Insólita’ desde el 2012.

En esta cita, que se celebra a partir de las 10 de la noche en el aparcamiento del Embalse de La Jarosa, los asistentes  vigilarán el cielo nocturno «en busca de algún objeto misterioso», según explican sus promotores.

«Si te gusta la ufología, es tu noche, vente con tus amigos y todos juntos vigilaremos el cielo estrellado en busca de algún objeto misterioso”, indican. Se celebrará además una «ceremonia de meditación, cánticos y sonidos trascendentales para conectar con la energía del universo”.

Ufología

La ufología, también conocida en español como ovnilogía, es el estudio del fenómeno ovni (objetos voladores no identificados) a partir del análisis del material relativo al mismo: fotografías, vídeos, presuntos testimonios sobre avistamientos, informes de radar, etc., con el objeto de proponer hipótesis sobre su procedencia.

La ufología es un movimiento de investigación de fenómenos aeroespaciales anómalos, que pueden estar asociados a fenómenos meteorológicos, tecnología aeroespacial humana o posible tecnología espacial de origen extraterrestre.

Esta se encuentra relacionada con temas tales como los presuntos reportes de abducción, las visitas de dormitorio y los fenómenos de tiempo perdido, así como los círculos en los cultivos o Crop Circles (ya que una hipótesis atribuye su creación a tecnología extraterrestre), mutilaciones de ganado ocurridas en diferentes países, el proyecto Majestic 12, etc.

La ufología surgió poco después de la gran oleada de observaciones que trajo el final de la Segunda Guerra Mundial. El 24 de junio de 1947, Kenneth Arnold informó sobre nueve inusuales objetos volantes en formación sobre las Mount Rainer, en Washington. Trató de informar al FBI, pero al encontrar la oficina cerrada se dirigió al periódico local.

El periodista Bill Bequette durante la entrevista confundió la forma de los objetos, parecidos a un búmeran, con la descripción del movimiento que parecían hacer, es decir, como platillos rebotando sobre el agua.

La confusión sufrida por Bequette dio lugar al conocido nombre de platillo volante, pero dicha denominación no era del agrado de muchos científicos, entre ellos el astrónomo J. Allen Hynek.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *