El Teatro Real finaliza este sábado la Semana de la Ópera con una Jornada de Puertas Abiertas

  • El acceso libre al Teatro Real permitirá conocer los históricos rincones de su edificio y participar en diferentes actividades, concursos y talleres dedicados a los niños
  • El recorrido preparado para este año permitirá a los visitantes acceder a la caja escénica donde se encuentra ubicada la escenografía de Il trovatore, de G. Verdi, que se representa estos días en su escenario
  • Profesionales de los departamentos de utilería, sastrería y caracterización han preparado talleres en los que los niños podrán fabricar sus propios elementos escénicos y vestirse como auténticos cantantes de ópera
  • Los adultos tendrán la oportunidad de concursar con voluntarios y con dispositivos de Alexa distribuidos por distintos puntos de la visita, en los que pondrán a prueba sus conocimientos y ganar interesantes premios.

Este sábado, 13 de julio, el Teatro Real pondrá fin a los actos de celebración de la Semana de la Ópera 2019 con una Jornada de Puertas Abiertas en la que, un año más, descubrirá sus secretos con todos los que quieran compartir unas horas festivas con espacios y actividades pensados especialmente para los niños, concursos y retos para adultos, exposiciones de maquetas y fotografías y una visita muy especial que incluirá la monumental caja escénica, entre otras propuestas.

El acceso al edificio comenzará a las 10.00 horas con la apertura de la puerta principal. Ahí se inicia un recorrido por el que el público se moverá libremente asesorado por personal de Sala y por los Guías y Amigos Jóvenes voluntarios del Real.

Este año, además de la Sala Principal, los históricos salones y la vista panorámica del Café de Palacio, se podrá entrar en el corazón del Teatro: la caja escénica, donde está ubicada la escenografía de la ópera Il trovatore, de Giuseppe Verdi, que se representa estos días en nuestro escenario y cuya función del 6 de julio fue retransmitida a miles de espectadores, dentro y fuera de España.

Los visitantes podrán participar en interesantes concursos, también disponibles en la web del Real que pondrán a prueba sus conocimientos y tener la opción de ganar diferentes premios: entradas para la ópera, visitas guiadas artísticas y visitas técnicas.

Estas acciones se llevarán a cabo en la segunda planta y tendrán dos modalidades: ¿cuánto sabes de ópera?, en el que se competirá a través de dispositivos Alexa ubicados en distintos puntos de los salones; y ¿cuánto sabes del edificio? y ¿cuánto sabes de cuentos de hadas?, en los que se responderá a las preguntas de los voluntarios equipados con soportes digitales.

Los más pequeños dispondrán este año de espacios especiales con actividades diseñadas y tuteladas por miembros del equipo técnico del Teatro. Así, el Salón de Baile se convertirá en un gran obrador de utilería donde la “gente menuda” aprenderá manualidades y fabricará sus propios elementos escénicos (que podrán llevarse a casa al finalizar) en el denominado Taller de pintura de máscaras y atrezzo para teatro.

En el Salón Arrieta, contiguo al de Baile, el personal de sastrería mostrará a los niños y a las niñas la forma de caracterizar a los artistas convirtiéndose a sí mismos en todo un personaje de ficción en el taller ¡nos vestimos de ópera!

Dos interesantes exposiciones estarán abiertas toda la mañana: La vuelta al mundo en veinte años de ópera, ubicada en la planta tercera, es una muestra de las producciones más emblemáticas del Teatro Real desde su reapertura en 1997, a través de la mirada del fotógrafo Javier del Real, y Maquetas, colocadas en la séptima planta, para comprender cómo se gesta la escenografía de una producción de ópera antes de ser construida e instalada en el escenario.

Junto a las maquetas, estarán dispuestos los espacios diseñados para las Gafas de Realidad de Virtual de Samsung VR con su particular visita, que permite adentrarse en lugares inaccesibles como la azotea, el foso debajo del escenario o los talleres técnicos donde nace la magia.

Desde la sexta planta del Teatro, denominada el Café de Palacio, se puede disfrutar de una de las vistas panorámicas más hermosas y atractivas de Madrid con el entorno de la Plaza de Oriente y el Palacio Real como protagonistas, pero donde la vista alcanza lugares tan destacados como la Catedral de la Almudena, el Senado, el Madrid de los Austrias, la Casa de Campo o la sierra del Guadarrama.

Y sin salir de este privilegiado mirador el visitante puede convertirse en un personaje de ópera posando en diferentes montajes fotográficos que, además, pueden hacerle ganar pases para visitas especiales fuera de estas fechas.

El Teatro Real también hará una “apertura especial de puertas” destinada a los que están en Madrid, pero no pueden desplazarse hasta el Teatro, y a los que, lejos de la ciudad, quieren compartir este día de fiesta. Se trata de la participación a través de juegos y sorteos en sus redes sociales y su web, para todos los públicos, con opción a premios similares a los que se entregarán en su edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *