CSIT denuncia malos olores, plagas de insectos y excesivo calor en los juzgados de Madrid

El sindicato CSIT Unión Profesionl ha denunciado «la falta de salubridad» que han de soportar los trabajadores que prestan sus servicios en el Registro Civil y en la sede de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo de Madrid de la calle Gran Vía 19, donde se han registrado temperaturas que alcanzan los 30 grados centígrados.

Además, según expone el sindicato, diariamente en el Registro Civil aparecen excrementos de paloma amontonados en el perímetro de la quinta planta, cerca de los sistemas de climatización, así como plagas de insectos, hecho que origina que los malos olores se filtren en el interior del edificio.

CSIT UP viene denunciando situaciones similares que se producen, de manera reiterada en época estival, desde hace varios años, «sin ofrecer la Administración hasta la fecha respuesta alguna o entrega de las instrucciones pertinentes para revertir dichas circunstancias».

«La existencia de obsoletos sistemas de refrigeración ocasiona que las condiciones medioambientales registradas durante el verano en las oficinas de los Juzgados de lo Contencioso (temperaturas que alcanzan hasta los 30ºC en los juzgados nº 23, 24, 25 y 27, entre otros) impiden a los trabajadores, quienes ponen en riesgo su propia salud al soportar durante su jornada laboral, incumpliéndose la normativa de prevención de riesgos laborales establecida en el real Decreto 486/97, poder ofrecer a los ciudadanos que acudan a las instalaciones, el servicio de calidad que éstos merecen», añaden en su denuncia.

Desde CSIT UP consideran «inadmisible» que los trabajadores y usuarios de este servicio público «no dispongan de unas infraestructuras dignas, así como de unas mínimas medidas de accesibilidad, seguridad e higiene».

Estos hechos para el sindicato constatan «el abandono de estos juzgados por la Comunidad de Madrid y evidencia el riesgo para la salud y seguridad al que se ven sometidos los trabajadores allí destinados».

Desde CSIT UP reiteran a la Comunidad de Madrid, concretamente a la Dirección General de Infraestructuras Judiciales, que «subsane las deficiencias que hemos puesto de manifiesto con urgencia, puesto que la situación se hace insostenible. Sólo así, los Juzgados podrán prestar sus servicios en correctas condiciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *