Ángel Gabilondo apuesta por incrementar el peso de la industria hasta el 20% del PIB madrileño

Gabilondo avanza los cuatro grandes ejes de su proyecto de cambio político en Madrid: la mejora de los servicios públicos, el liderazgo económico, la firma de grandes acuerdos y la transición ecológica.

El candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, aseguró hoy que “quedan cuatro días para que Madrid decida entre cambio o continuidad” y subrayó que para lograr ese cambio político «necesario» tras 24 años de gobiernos conservadores tenemos que “impulsar un proyecto para la mejora de los servicios públicos, el liderazgo económico, la firma de grandes acuerdos y la transición ecológica”. En definitiva,-dijo- “un verdadero cambio de transformación modernizadora”.

Durante el Desayuno Informativo organizado por Foro Nueva Economía, Gabilondo ha insistido en la necesidad de llevar a cabo en la Comunidad de Madrid “un cambio político tras 24 años de gobiernos conservadores que revelan un modelo agotado, átono, basado en la permanencia en el poder y ya lejos de generar confianza”.

A su juicio, los ejecutivos regionales del PP “han dejado cuatro legados que aspiramos a combatir: la desigualdad, la crispación, el extremismo político y el uso partidista de las instituciones, que son los mayores disolventes de la prosperidad justa».

Y por ello, “el cambio político se revela como una necesidad” y “no se trata simplemente de un cambio del titular en el poder, sino de la forma de ejercerlo. Se precisa un nuevo modo de concebir las políticas públicas”, subrayó.

Recuperar la calidad de los servicios públicos

El primero de los ejes del cambio en Madrid es “recuperar la calidad de nuestros servicios públicos”, para que realmente haya igualdad de oportunidades. “No puede aceptarse que en Madrid la duración de la vida media de los ciudadanos sea 10 años mayor según el distrito en el que hayan nacido, o que Madrid estemos en último lugar en la inversión en sanidad y educación”, lamentó.

Entre las medidas citó su compromiso de construir 30 nuevos centros de atención primaria, reducir las listas de espera quirúrgicas y el tiempo de espera para la salud mental, la atención buco dental infantil o el impulso en tecnología y medios a los hospitales públicos.

En materia educativa, propuso “incrementar el presupuesto por alumno hasta llegar a la media nacional, avanzar hacia la gratuidad de la educación de cero a tres años y reforzar las plazas en Formación Profesional”, y todo ello “sin olvidar la dimensión social de la educación a través de las becas, becas comedor y de transporte”.

Gabilondo se comprometió también a darle a la movilidad en la Comunidad de Madrid «el impulso que necesita», poniendo en marcha un plan de reducción de los tiempos de espera en el Metro, sobre todo en hora punta, y abrir un proceso de diálogo exigente con Fomento “para una ejecución plena y consensuada del Plan de Cercanías”.

Recuperar el liderazgo económico y alcanzar el liderazgo social

Además, el candidato socialista se propone como segundo eje del cambio “recuperar el liderazgo económico de Madrid y alcanzar el liderazgo social”, impulsando la modernización de nuestro sistema productivo y el fortalecimiento del diálogo social y poniendo en marcha “un nuevo proyecto vinculado a la sociedad del conocimiento, a la ciencia, la investigación, las artes y la cultura; a la innovación y a las nuevas tecnologías; porque, de lo contrario, la sostenibilidad será efímera”.

Concretamente, “queremos incrementar el peso de la industria hasta el 20% del PIB madrileño como marcan los objetivos comunitarios apostando por la industria 4.0 y por la Formación Profesional, incrementar el presupuesto en I+D+i hasta el 2% del presupuesto regional y digitalizar servicios de las administraciones públicas y la Justicia».

«Y apostamos por caminar de la mano de empresarios y sindicatos para mejorar nuestro modelo económico con un acuerdo político y social por el empleo de calidad que aborde la mejora de las condiciones laborales y de la productividad, así como por erradicar la brecha salarial con un grupo específico que identifique objetivos concretos y medibles”.

Grandes acuerdos

El tercer eje de cambio serán los grandes acuerdos, porque “la inestabilidad no puede convertirse en un problema crónico de la política madrileña donde en el último año hemos tenido tres presidentes”.

En este sentido, señaló que “tenemos que sustituir la tendencia a la inestabilidad y al bloqueo, por la cultura del acuerdo y el pacto” y remarcó  que “en muchas ocasiones los acuerdos deberán ser más amplios que los de una simple mayoría de gobierno y pensados para una o varias décadas”, como la reforma de nuestro Estatuto de Autonomía, una Ley Integral de Educación y Formación, una ley que regule el Sistema Universitario Madrileño, o un Pacto Político y Social por el Empleo de Calidad

También advirtió de que “la corrupción no solo ha supuesto un coste para las arcas públicas, sino también una menor atención a los problemas de Madrid y un deterioro institucional”  y por ello abogó por “una regeneración que cambie la opacidad por la transparencia y medidas concretas como la supresión de los aforamientos, una Oficina de Lucha contra el Fraude, el primer Plan de Gobierno Abierto de Madrid o la protección de los denunciantes”.

El candidato socialista aseguró igualmente que “el gran reto de ampliación de las fronteras de las democracias de nuestro tiempo es el feminismo”. Para hacerlo, se precisa reformar la Ley Regional Contra la Violencia de Género, un acuerdo estable para la ejecución en Madrid del Pacto de Estado contra esta lacra empezando por facilitar la acreditación de situaciones de violencia y una ley regional de igualdad que facilite la denuncia e investigación de la discriminación y fomente, al tiempo, la presencia de las mujeres en ámbitos como la ciencia y la cultura.

En materia de vivienda, Gabilondo apostó por “políticas activas que favorezcan la emancipación juvenil con un parque público en alquiler, sin olvidar la necesaria lucha contra la infravivienda y por las garantías de acceso a la electricidad y el agua”.

Lucha contra el cambio climático

El cuarto y último eje del cambio en Madrid es la lucha contra el cambio climático, “el reto intergeneracional más desafiante de nuestro tiempo”. En este ámbito, Gabilondo propone “elaborar una estrategia de transición ecológica que complemente las leyes y planes que está poniendo en marcha el Gobierno de España, derogar la vigente Ley del Suelo y proponer una  que tenga en cuenta tanto el patrimonio histórico artístico de la región, así como su patrimonio natural”.

Asimismo, se comprometió a “diseñar políticas de empleo, urbanísticas, sanitarias y de movilidad pensando en esa transición ecológica. Madrid debe poner todo su potencial a trabajar en el liderazgo nacional de este reto global”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *