Reconstruir

por Ysabel Sanz Orozco

Lo llaman resaca electoral, aunque yo prefiero cambiar electoral por emocional. Sí, emocional. Intentar justificar estos resultados por la división del voto u otras excusas, no va a servir para supurar una herida que lleva infectada más de nueve meses. Nos hemos equivocado.

Hemos pagado las facturas atrasadas de otras legislaturas, es verdad, pero caer en ese enunciado, volvería a hacernos sucumbir en el mismo error de antes. Intentar parecernos más a VOX y menos al PP, también ha sido un error, porque ya saben lo que dicen; “si usamos el lenguaje de VOX, la gente votará al original y no a la copia”.

Nos hemos dejado llevar por el folclore, los aspavientos y los grandes titulares, y nos hemos olvidado de lo importante. Hemos dejado de ser el Partido que durante años aglutinó grandes mayorías. Un Partido, que fue capaz de dar voz a un centro-derecha que a día de hoy se ve huérfano de padre y madre. Un Partido que ha defendido allí donde estaba, los valores y creencias con convicción, por y para España.

Porque el Partido Popular es más que esta nueva política, que ni es nueva, ni es política. Somos el Partido que vayas al pueblo que vayas siempre habrá un concejal, un alcalde, una organización. Porque hemos sido y somos el Partido de la España rural, de los pensionistas que en los peores momentos de la crisis pagaban las facturas de sus hijos, la gente joven, que, como yo, estudia y trabaja, de las parejas que quieren formar una familia, y de las familias.

Que somos el Partido de la unidad de España, la convivencia y la igualdad de todos los españoles. De la España que cree en el Pacto del 78, en una España con su historia, su presente y el futuro que es capaz de alcanzar. Porque sí, creemos en España.

Durante un tiempo, muchas personas hemos estado alejadas de estas siglas por el desencanto que podría estar produciéndonos las maneras de este nuevo PP, pero tampoco fuimos capaces el domingo de elegir otra papeleta porque sabíamos que en España no hay otro valor seguro que no se llame Partido Popular.

Hagamos todos y cada uno de nosotros la autocrítica que estos resultados se merecen. Somos el Partido que ha estado siempre a la derecha del PSOE, y debemos volver a serlo. Tenemos cuatro años para reconstruir las siglas de esta historia. Cuatro años para demostrar a España que el Partido Popular está; y que, ante un futuro incierto, la única garantía y proyecto para esta España inconstante sólo es el Partido Popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *