SATSE denuncia casi 2.000 agresiones a sanitarios en Madrid, más de la mitad al colectivo de Enfermería

  • “Hay que hace más para evitar las agresiones a los sanitarios”, inciden.
  • Desde SATSE Madrid se denuncia que existe un protocolo de agresiones finalizado desde hace meses y que «no ha sido puesto en marcha por la falta de interés del Gobierno regional».
  • Ante «la inacción del Gobierno», SATSE Madrid lanza una campaña para que los profesionales conozcan cómo y de qué forma deben comunicar las agresiones y quiénes son los actores que deben intervenir.

En la Comunidad de Madrid se produjeron en 2017 (último dato conocido) un total de 1.936 agresiones a sanitarios, en su gran mayoría profesionales de Enfermería (el 51,24% del total). El problema, «una lacra» en opinión de SATSE Madrid, «debería ser una de las prioridades de cualquier Gobierno pero la inacción es la tónica dominante en la actualidad».

Los datos del Registro Madrileño de Agresiones y Conflictos (REMAC) muestran un incremento sustancial de agresiones a profesionales sanitarios ya que se han pasado de 1.287 en 2016 a 1.936 en 2017. La agresiones verbales, que representan el 72’6% de las denuncias son las más comunes, seguidas de las amenazas (el 50’31%). Las agresiones físicas representan el 15’81%, produciéndose lesiones no graves en casi el 15% de las ocasiones.

A pesar de la importancia de dotar al SERMAS de una herramienta ágil para atajar las agresiones a los profesionales sanitarios, el protocolo, diseñado y listo desde hace meses, sigue esperando a su publicación. “El sentir de muchos profesionales es que están abandonados y que, cómo no afecta a la atención sanitaria de forma clara, es un problema que no tiene ningún tipo de prioridad para los responsables de la Consejería de Sanidad”, indica Verónica Díaz Sánchez, responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid.

Por otro lado, la Ley de Autoridad, que debería ser el complemento ideal junto con este protocolo para atajar el creciente número de agresiones, también ha sido paralizada. «La que un día fue pionera en el abordaje de las agresiones al personal sanitario queda descolgada en su lucha contra éstas», indican.

“El principal objetivo del nuevo protocolo no es sólo visibilizar las agresiones sino la prevención y la reinserción del profesional sanitario agredido”, explica Verónica Díaz, que considera que se ha perdido una oportunidad para poner a la Comunidad en la vanguardia contra las agresiones.

Campaña de sensibilización

“Ya que al Gobierno regional no tienen en cuenta las dificultades a las que se enfrentan los profesionales sanitarios agredidos, desde SATSE Madrid hemos puesto en marcha una campaña de sensibilización e información sobre cómo denunciar una agresión”, explica Verónica Díaz.

“Se ha diseñado un mapa conceptual de cuidados dónde el profesional puede visibilizar desde cómo ha de comunicar una agresión, infranotificadas en la actualidad, a quién es el profesional que debe acompañarle y/o tutelarle en los diferentes procesos a los que se ha de enfrentar». De igual forma, explica la responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid, «se le explica, de forma clara, los pasos que ha de seguir y, sobre todo, a quién debe acudir cuándo ésta se produce».

La responsable de SATSE Madrid finaliza indicando que «la campaña de sensibilización tiene un doble objetivo: visibilizar todas agresiones que realmente se producen y la reinserción del profesional agredido, prestando más apoyo a la víctima, ya que en la actualidad muchos dicen sentirse ‘abandonados’ tras sufrir una agresión».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *