El Real Jardín Botánico presenta una exposición con 17 ilustraciones de bonsáis de Baldí

  • Se inaugura en el Invernadero de los Bonsáis del RJB la exposición Naturaleza mínima del ilustrador Baldi con una selección de la colección pública más importante de España por la diversidad y calidad de sus ejemplares.
  • 17 ilustraciones ponen en valor una colección que se inició en hace más de 20 años con la donación de sus primeros ejemplares por el ex presidente Felipe González.

La palabra bonsái es una derivación de pen-zin, antigua palabra china que significa árbol enano plantado en bandeja. Sin embargo, no es cualquier árbol plantado en una maceta. Un bonsái es una reproducción artística de un árbol en la naturaleza, pero en dimensiones reducidas, que se ha logrado empleando técnicas de jardinería oriental.

La exposición Naturaleza mínima, que el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) presenta en la sala del Invernadero de los Bonsáis, combina arte y botánica. Las ilustraciones del artista Baldi (Cádiz, 1972) ponen el contrapunto artístico a una selección de la colección pública de bonsáis más importante de España por la diversidad y calidad de sus ejemplares que se exhibe en el RJB.

«Me gusta pensar que estas ilustraciones son una prolongación de mi cuaderno de dibujo. Cuando dibujé mi primer bonsái de la colección, el imponente Juniperus chinensis, obra de Masahiko Kimura, no imaginé de que forma me iban a atrapar estas pequeñas maravillas. Desde entonces he pasado muchas horas recorriendo la terraza de los bonsáis tomando apuntes en mi libreta”, señala Baldi para explicar el punto de arranque de la muestra.

Las ilustraciones que conforman Naturaleza mínima “nacieron sin ninguna pretensión artística, porque nunca pensé que acabarían expuestas como, finalmente ha sucedido. En muestras anteriores siempre he utilizado técnicas más habituales: acuarela, acrílico…, pero ninguna de estas creo que se ajusta al bonsái como el rotulador. Me permite abordar cada dibujo de una forma tan artesanal y paciente como un ‘bonsaista’ trabajaría un árbol: rama a rama, hoja a hoja…”, asegura el artista gaditano.

El origen de la colección

La muestra ofrece 17 ilustraciones de bonsáis, una selección de la colección que se inició con la donación que realizó el es presidente Felipe González Márquez al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en 1996. El ex presidente González, junto al maestro Luis Vallejo y su equipo de colaboradores, participaron activamente en el origen y mantenimiento de la colección durante sus años de estancia en el Palacio de la Moncloa.

En 1998 se remodeló la zona alta del Real Jardín Botánico para la exposición de bonsáis y en 2005 comenzaron a exhibirse. Gracias a una donación de la Obra Social de Caja Madrid, en 2010 se incrementó la colección con 17 ejemplares de origen asiático.

Uno de los valores de esta colección es la integración de especies: acebuches, alerces, arces españoles y japoneses, arrayanes, bojes, cedros, encinas, ginkgos, hayas, madroños, majuelos, olmos, pinos españoles y japoneses, sabinas españolas y japonesas, tejos, tilos… Por las características de crecimiento se puede apuntar que los árboles tienen una edad mínima de 60 años, aunque algunos ejemplares son centenarios.

Los mejores maestros japoneses, españoles y de otras nacionalidades han intervenido en la colección de bonsáis del Real Jardín Botánico.

Sobre el ilustrador

Nacido en Cádiz, Baldi ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en Madrid en el ámbito del diseño gráfico y la ilustración digital. De vocación autodidacta, se define como un dibujante inquieto y curioso, al que resulta imposible definirse por un solo estilo o técnica. Formado con dos de los mejores acuarelistas españoles del momento, Pablo Rubén López Sanz y Cesc Farré, en su obra se aprecian influencias de artistas tan dispares como Durero, Ingres, Goya, Barceló o los dibujantes Mike Mignola, Jordi Bernet o Moebius.

Ha expuesto sus obras en el Centro Cultural Villa de Móstoles, en la sala La Revuelta de Sevilla y en el Centro Cultural Carmen Conde de Majadahonda.

Naturaleza mínima se puede visitar gratuitamente en el Invernadero de los Bonsáis del Real Jardín Botánico, previo abono de la entrada de acceso al Jardín, hasta el próximo 3 de marzo en horario ininterrumpido de 10:00 a 17:30 horas. Además, en el mismo espacio, el visitante puede disfrutar de algunos de los ejemplares de la colección.


Gacetin Madrid, diario digital líder en la ciudad de Madrid y sus 21 distritos, ofrece a sus lectores el poder acceder a las principales noticias del día a través del servicio gratuito de alertas por WhatsApp.

Para ello solo hay que pinchar desde el teléfono móvil o tablet en este enlace y guardar el número 644253102 en la agenda. Enlace >> http://goo.gl/E8GUWG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *