La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, han firmado este viernes el nuevo acuerdo laboral de la Policía Municipal con tres de las cinco centrales sindicales del cuerpo, CCOO, UGT y UPM (Unión de Policía Municipal), los minoritarios. El acuerdo entre los sindicatos mayoritarios, CPPM y APMU, y el Consistorio madrileño sigue sin producirse.

El acuerdo, sin precedentes en el Consistorio madrileño y alcanzado tras varios meses de negociaciones entre Ayuntamiento y las centrales sindicales, incluye mejoras significativas en las condiciones laborales de los agentes del cuerpo de la Policía Municipal y es, al mismo tiempo, compatible con el marco legal vigente en términos de regla de gasto.

Entre las mejoras más significativas en relación al acuerdo anterior, vigente desde el año 2013 destacan la subida del complemento específico en 520 euros anuales tras la valoración del puesto de trabajo; la reclasificación de la plantilla según la nueva ley de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad de Madrid, que supone un incremento salarial de 140 euros al mes para policías y oficiales; o la aparición de tres modelos de jornada con diversos beneficios que permitirán cubrir de manera más efectiva la necesidades de una ciudad como Madrid, entre otros aspectos.

Es reseñable en este acuerdo una significativa reducción de la jornada laboral: 10 días de reducción para el turno de mañana, 17 días para el turno de tarde y el mantenimiento de la reducción a 65 horas para el turno de noche. Se reconocen además, en cómputo de la jornada, 8 días de formación para todos los componentes del cuerpo.

Una mejor planificación y conciliación

El acuerdo contempla la creación de una ‘Mesa técnica de estudio, análisis y propuesta’ de la DPO (Productividad por objetivos, la herramienta con la que se mide la productividad en el cuerpo), con representación de los sindicatos en el diseño de dicha herramienta y que permitirá ajustar procedimientos que garanticen y concilien las necesidades del servicio con los derechos laborales de los profesionales.

Una de las principales reivindicaciones de los sindicatos ha tenido que ver con la posibilidad de planificación de los descansos, ya que el número de servicios ha aumentado significativamente.

El acuerdo contempla la garantía de no suspensión de descansos, salvo excepcionalidad provocada por un evento o servicio que requiera una alta necesidad de servicio policial, y la posibilidad de compensar las consecuencias de este hecho con descanso en los mismos términos de su suspensión, además de un día adicional por cada uno de los suspendidos, entre lunes y sábado.

Por último, el acuerdo incluye más mejoras en las condiciones laborales y la planificación del servicio, como la puesta en marcha de un sistema de concurso continuo de traslados, que permita atender de forma ágil a las solicitudes de la plantilla de cambios de turno y destino; el cambio de servicio entre efectivos de la misma categoría, para facilitar la conciliación sin perjudicar al servicio; o el adelanto en la asignación de vacaciones al primer trimestre del año. El acuerdo cuenta con aportaciones de todos los sindicatos que han participado en la mesa sectorial durante los últimos meses.

“Un acuerdo para la Policía Municipal y para la ciudad de Madrid”

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha señalado que “cuando algo cuesta de conseguir, se valora más. Hoy estamos muy satisfechos, porque hemos firmado un acuerdo que es un hito sin precedentes, algo conseguido con el diálogo y con meses de trabajo”. Carmena ha añadido que el convenio “significa una importante mejora en las condiciones salariales y laborales de las y los agentes de policía, pero también para la ciudadanía madrileña”.

Por su parte, Javier Barbero, delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias, ha celebrado llegar a un acuerdo “después de meses de negociaciones conjuntas con los sindicatos y de diálogo continuo, un diálogo que ha sido fluido, con voluntad de llegar a acuerdos y reconociendo la mayoría de las necesidades de la plantilla”.

Barbero ha apuntado también que “este importante acuerdo supone una contribución más a la garantía y calidad del servicio a prestar a la ciudadanía madrileña, para quien la convivencia y la seguridad son un derecho. Como un bien común”.

Por su partes, representantes de los sindicatos UPM, CCOO y UGT han coincidido en afirmar que el convenio firmado hoy “es el mejor al que podíamos aspirar, porque recoge una serie de mejoras importantes en las medidas económicas pero también de nuestras condiciones laborales. Tenemos el convencimiento de que los compañeros y compañeras de Policía Municipal van a poder comprobar en breve las ventajas de este convenio que, por otra parte, es un reconocimiento a la plantilla por el trabajo que desarrollo de servicio público”.