El Hospital Gregorio Marañón acoge la II ‘Jornada del Síndrome de Noonan y otras Rasopatías’

  • Una jornada en el Hospital Gregorio Marañón, centro especializado, también se destacó la incidencia de TDAH, irritabilidad, ansiedad y baja autoestima.
  • El síndrome deriva de una alteración genética y afecta a una persona de cada 1.000-2.500, con alteraciones musculo esqueléticas y cardiopatías entre otras.
  • Los estudios genéticos favorecen tanto el diagnóstico como los distintos abordajes terapéuticos.
  • La intervención temprana en estos niños mejora la adquisición del lenguaje, las afectaciones musculo-esqueléticas y los trastornos de alimentación.

Médicos, investigadores, docentes y personas afectadas por rasopatías se han reunido en Madrid en la II Jornada del Síndrome de Noonan y otras Rasopatías, coorganizado por el Hospital Gregorio Marañón y la asociación Creciendo con Noonan.

La veintena de ponentes del evento puso de manifiesto la necesidad del diagnóstico temprano para ofrecer al paciente un seguimiento más eficaz y personalizado, así como la adopción de un enfoque multidisciplinar coordinado, dada la diversidad y heterogeneidad de síntomas que caracterizan a estos síndromes.

Entre los participantes, el neuropsiquiatra italiano, Paolo Alfieri, director de diversos estudios sobre procesos cognitivos de las rasopatías destacó la incidencia de TDAH, que se sitúa en un 22% de los pacientes estudiados, frente al 3% de la población infantil, al igual que la ansiedad, la baja autoestima y la irritabilidad que también son habituales.

En este sentido, expresó la importancia de realizar una valoración de TDAH en los alumnos de primaria y su seguimiento anual. En estos síndromes se ven afectados también la memoria, el lenguaje o las capacidades visomotoras. Los especialistas convinieron, asimismo, en el inicio temprano de terapias para mejorar la adquisición del lenguaje, el desarrollo cognitivo, las afectaciones músculoesqueléticas o los trastornos de alimentación.

La prevalencia real de las rasopatías es desconocida pero la cifra estimada de afectación sería de 34.000 a 65.000 personas en España. Begoña Ezquieta, miembro del comité científico del acto y responsable del laboratorio de Diagnóstico Molecular del Servicio de Bioquímica del Gregorio Marañón, manifiesta “la importancia de asegurar un acceso en equidad al estudio genético, ya útil en la confirmación diagnóstica, e imprescindible para fundamentar los abordajes terapéuticos en desarrollo”.

Las rasopatías son un conjunto de síndromes congénitos, que se originan por mutación genética, heredada o de novo, en una vía de señalización intracelular denominada Vía de las RASMAPKinasas. El síndrome más frecuente es el de Noonan y se estima que afecta a una persona de entre 1.000 a 2.500. Las manifestaciones son diversas y con distinta gravedad, según el gen alterado y su mutación, pero los síntomas comunes suelen ser cardiopatías, retraso de crecimiento y talla baja, rasgos faciales característicos, afectación cognitiva, alteraciones músculo-esqueléticas, problemas linfáticos y cutáneos.

También, dificultades de alimentación y retraso psicomotor en la primera infancia. En algunos casos hay predisposición al cáncer. Las rasopatías más frecuentes son Síndrome de Noonan, Síndrome de Costello, Síndrome Cardiofaciocutáneo, Síndrome LEOPARD y Neurofibromatosis 1.

Nuevos síntomas en adultos

Según se desprendió del evento, además de los síntomas congénitos, las rasopatías desarrollan nuevas manifestaciones con el desarrollo. En la etapa adulta, un 50% de las personas afectadas padece dolor articular, un 34% hipoacusia, un 63% anomalías de coagulación, un 50% linfedemas, un 60% trastornos cognitivos y un 50% escoliosis.

La motilidad intestinal y la fertilidad también pueden verse afectadas, así como otros problemas de corazón, neurológicos, visión, etc., presentes durante la infancia. El tratamiento con hormona de crecimiento antes de la pubertad podría mejorar el tono muscular, pero se necesitan más estudios para comprobar su eficacia.

El Hospital Gregorio Marañón es uno de los pocos centros especializados en el tratamiento de las rasopatías, por ello, en estas II Jornada también se detalló el protocolo de seguimiento clínico multidisciplinar que deben seguir los niños y niñas con rasopatías, y se ofreció recomendaciones para el abordaje terapéutico educativo. En materia docente, se debe contemplar el tipo de agrupamiento más efectivo en aula y los reforzadores que estimulan el aprendizaje.

Algunos de los especialistas que han participado en el evento son Ricardo Fernández Pérez-Pacheco, jefe de ecografía del Hospital Gregorio Marañón, la neonatóloga Dorotea Blanco, la genetista clínica Verónica Seidel, y las rehabilitadoras infantil, Mirley Echevarría, y foniatra Concepción Nuñez, así como el jefe de cardiología pediátrica Constancio Medrano, también del Gregorio Marañón.

Junto a ellos, el endocrino pediátrico Atilano Carcavilla y el genetista Sixto García-Miñaur, del Instituto de Genética y Medicina Molecular, ambos del Hospital La Paz, el jefe de medicina física del Hospital Quirón de Madrid, Luis Serratosa, el investigador Alberto Jiménez Schuhmacher, del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón y la logopeda, Gema Mateos, y la psicóloga, Cristina Gómez, del Gabinete Más Que Palabras.

La II Jornada del Síndrome de Noonan y otras Rasopatías ha contado con la colaboración del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER), la Asociación Española de Genética Humana, la Federación Española de Enfermedades Raras, la Federación del Síndrome de Noonan y otras Rasopatías (FEDERAS) y la Fundación Menudos Corazones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *