La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha firmado esta mañana de miércoles con los sindicatos un protocolo que facilitará al personal municipal el cambio de nombre para adaptarlo a su identidad de género y/o sexual. Se trata de “proteger los derechos de identidad y de expresión de género de las trabajadoras y trabajadores que se vean en esta situación, tanto del Ayuntamiento de Madrid como de sus organismos autónomos”.

La firma de este documento ha sido rubricada por los sindicatos del Ayuntamiento de Madrid: Comisiones Obreras, UGT, CSIF, CITAM-UPM, CGT, CSIT-UP y CPPM. Han acompañado a la alcaldesa la primera Teniente de Alcalde y delegada del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras; la delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer; la portavoz del grupo municipal del PSOE, Purificación Causapié; el gerente de la ciudad, Eloy Cuéllar; la directora general de Promoción de la Igualdad y No Discriminación, Teresa Maldonado, y la presidenta de Cogam y funcionaria municipal, Carmen García de Merlo.

Con este protocolo se pretende garantizar a las personas una identidad de género distinta a la asignada al nacer, la posibilidad de usar en el Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos un nombre acorde con el género con el que se identifican, en especial en aquellos documentos y procedimientos de exposición pública como la tarjeta corporativa o el correo electrónico.

Todo ello sin perjuicio de que en los documentos oficiales, que han de surtir efecto frente a terceros, se mantengan, hasta que legalmente proceda, los datos de identidad registrales a efectos oficiales.

Tanto la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, como la delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, han subrayado que era “imprescindible hacer este protocolo”. Para Manuela Carmena se trata de “dar una solución a un colectivo que tiene un problema que les hacía sufrir mucho. No podíamos tolerar que esto ocurriera en nuestra propia casa, el Ayuntamiento”.

El cambio legal de nombre en el Registro Civil tarda unos dos años en expedirse. Por eso, el Gobierno municipal ha dado luz verde a este protocolo con el objetivo de que los trabajadores municipales interesados puedan tener en los documentos del ámbito laboral del Ayuntamiento de Madrid el nombre con el que se identifiquen.

La expedición de los documentos oficiales es gratis. También pueden acogerse a esta medida los titulares de los órganos superiores y directivos. El formulario está disponible en la intranet municipal (AYRE).

Tramitación

Una vez iniciada la tramitación, las personas a las que concierne utilizarán el uniforme y la ropa de trabajo de su identidad sexual. Tienen derecho a un acceso a las instalaciones segregadas por sexos (aseos, duchas y vestuarios), y se garantiza la intimidad y privacidad de su uso, de acuerdo con la elección del interesado.

Los interesados deberán dirigir su solicitud a la Dirección General de Relaciones Laborales y Retribuciones o a la Dirección General competente en la materia, de la Gerencia de la Ciudad. Este órgano se ha constituido como único receptor de las solicitudes para preservar la confidencialidad del trámite.

El protocolo recoge que la persona que así lo desee, contará con asesoramiento y acompañamiento laboral, si así lo decide, durante todo el proceso. Un equipo de Transición de género y/o sexual, del Área de Políticas de Género y Diversidad, brindará apoyo laboral durante todo el proceso.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos pueden rechazar aquellos nombres que considere ofensivos o que sean contrarios a la dignidad, atendiendo al artículo 51 de la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil.

Plazos

La Dirección General de Relaciones Laborales y Retribuciones debe dar respuesta en un plazo de diez días laborales. Posteriormente, el tiempo para hacer efectivo el cambio de nombre en las tarjetas de identificación, bases de datos y otros documentos es de tres meses.

Aunque se contempla una ampliación de tiempo en el caso de que el cambio de nombre implique modificaciones en las bases de datos municipales. Entonces, se hará dependiendo de los procesos técnicos que requieran su progresiva implementación.

Con esta iniciativa se da cumplimiento a la obligación contraída con las organizaciones sindicales en la sesión constitutiva de la Comisión para el estudio de necesidades y buenas prácticas en materia de igualdad de derechos LGTB, celebrada el día 23 de febrero de 2017.

La medida quiere garantizar los derechos a los empleados municipales que manifiesten una identidad de género distinta a la asignada al nacer; también al compromiso con las trabajadoras trans que solicitaron el apoyo del Área de Políticas de Género y Diversidad.