La familia De la Serna cede al Museo Taurino de Las Ventas una valiosa obra del pintor Ruano Llopis

El Museo se puede visitar de lunes a domingo, de 10 a 18 horas; con la salvedad de los días de festejo, cuando las puertas se cierran dos horas antes del comienzo del espectáculo. El acceso es a través del Patio de Caballos.

En la Feria de San Jaime de Valencia del año 1934, el torero Victoriano de la Serna brindó una de sus faenas a un artista que contemplaba la corrida desde el callejón: el pintor alicantino Carlos Ruano Llopis.

Esa tarde, nació el “pase de las flores”, un muletazo por la espalda que Victoriano de la Serna ejecutaba con especial elegancia y que Ruano Llopis plasmó en un lienzo de gran formato, adornando la escena con un ramillete de flores que caía desde los tendidos. Aquel ramo bautizó para siempre el pase de De la Serna.

Desde este jueves, 27 de septiembre, esta célebre obra de Ruano Llopis forma parte del Museo Taurino de la Comunidad de Madrid gracias a la cesión realizada por los familiares del torero. Se trata de un lienzo al óleo de 1,80 x 1,30 metros en el que destacan especialmente la el movimiento, la luz y el colorido, resultando el conjunto de enorme modernidad.

Victoriano de la Serna nació en Sepúlveda en 1908. Fue un torero de vocación tardía (estudió hasta cuarto de Medicina), autodidacta y, en la década de los 30, se convirtió en uno de los principales exponentes de la “Edad de Plata” de la Tauromaquia.

Su presentación en la plaza de toros de Las Ventas en 1931 sorprendió a la exigente afición madrileña por su personal estilo, nacido de la improvisación. Como particularidad añadida, solía vestir con ternos bordados en plata, y así lo plasmó Ruano Llopis en el cuadro que ya puede disfrutarse en el Museo Taurino de la monumental madrileña.

El pintor alicantino (Orba, 1878) sentía una profunda pasión por la Tauromaquia y a ella dedicó la mayor parte de su producción artística, en la que siempre llamaron la atención la fuerza y vivacidad de sus trazos, además de la brillantez de su paleta. Fue también un cartelista excepcional e ilustrador de libros, periódicos y revistas de la época, llegando a exponer en Madrid, Bilbao, Paris, Marsella, Nueva York, Filadelfia, Caracas y México, país donde falleció en 1950.

El Museo Taurino de Las Ventas –cuya entrada es gratuita- recibió más de 90.000 visitantes el año pasado, siendo de los más frecuentados de la Comunidad de Madrid. Los primeros fondos desde su creación en 1951 procedían de las grandes figuras de la época, como «Antoñete», Julio Aparicio o Paco Camino.

En las últimas décadas, el Museo no ha dejado de crecer y mejorar: a comienzos de este año, sin ir más lejos, la familia de Iván Fandiño donó un espectacular terno fucsia y azabache con el que el diestro de Orduña paseó su primera oreja como matador de toros en el ruedo venteño. Recientemente, se han mejorado también los sistemas de aire acondicionado, iluminación y seguridad.

El Museo se puede visitar de lunes a domingo, de 10 a 18 horas; con la salvedad de los días de festejo, cuando las puertas se cierran dos horas antes del comienzo del espectáculo. El acceso es a través del Patio de Caballos.

La cesión de la obra de Ruano Llopis completa la programación cultural que el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid ha organizado con motivo de la Feria de Otoño y que incluye dos exposiciones de fotografía: la primera, situada en las vitrinas de las galerías del tendido 2, sobre las mejores imágenes que nos dejó el pasado San Isidro; la segunda, en la Sala Antonio Bienvenida de la monumental madrileña, se trata de una selección de instantáneas de «Vandel» sobre las «Edades de Oro y de Plata» del toreo.

En esta muestra, pueden contemplarse diversos diestros históricos –como “Joselito”, Juan Belmonte, Ignacio Sánchez Mejías o Chicuelo-, entre otros personajes de la lidia, no solo en la plaza sino también en el campo, en tentaderos o en un ámbito más privado, gracias a la amistad que unía a «Vandel» con muchos de ellos.

Esta segunda exposición, que ha contado con la colaboración de la Biblioteca Regional de Madrid «Joaquín Leguina», propietaria del fondo fotográfico, puede visitarse hasta el 7 de octubre, y la entrada es libre de 10 a 13.30 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *