El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Políticas de Género y Diversidad, y la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), han acordado elaborar una guía práctica sobre feminismo y medios, de comunicación. Un compromiso que surgió tras la celebración, que tuvo lugar ayer jueves, 20 de septiembre, del ‘I Encuentro sobre Feminismo, Medios e Igualdad. En este documento se recogerá las conclusiones y recomendaciones vertidas por las profesionales que participaron en esta cita.

Todas las periodistas coincidieron en destacar que la celebración del último 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, “ha sido un motor de cambio, un logro que está permeabilizando en toda la sociedad y, por supuesto, en los medios de comunicación”. Aunque queda mucho camino por recorrer, sí matizaron que se están empezando a visibilizar transformaciones. Hay, dijeron, “más conciencia y sensibilización”.

La apuesta pasa porque “la perspectiva de género esté presente en todo tipo de medios de comunicación –televisión, radios, periódicos, publicidad…-, y que en la información debe estar presente en todas las secciones, en las imágenes y en cualquier tipo de mensaje. De hecho, a partir del 8 de marzo algunos periódicos han creado jefaturas específicas para abordar el periodismo con perspectiva de género”.

Conclusiones

Las conclusiones a las que llegaron en este evento pionero que se desarrolló a lo largo de la jornada de ayer se incorporarán a la guía. Al abordar el tratamiento periodístico de la diversidad de género, la transversalidad debe hacerse real. Puntualizaron que es esencial incorporar el lenguaje inclusivo en todo tipo de información y en todas las secciones, precisión en los términos y palabras, visibilización, respeto a la autodeterminación de las personas y evitar los estereotipos.

El tratamiento informativo sobre la violencia de género, fue uno de los ejes prioritarios. Se incidió en la necesidad de formar a las y los periodistas para que sepan cómo afrontar una noticia sobre los asesinatos machistas. Hay que seleccionar los datos y calibrar qué testimonios valen y cuáles no, elegir bien a quién se le da la palabra, acudir a expertas/os en la materia.

El cómo se narra la historia de las mujeres en situación de violencia y maltrato machista debe ser prioritario. Abogaron por desterrar el relato de crímenes pasionales que todavía publican algunos medios, cuando “la realidad y la verdad es que son crímenes machistas”.

Otros argumentos fueron que prevalezca el análisis, la explicación del contexto de violencia en el que vivía la víctima. Hablaron del uso de las imágenes para generar la necesaria repulsa social, de no revictimizar a las mujeres que sufren este grave problema y narrar sus vidas, siempre que haya autorización y, sobre todo, de las que han logrado superar la violencia. “Tiene que haber un compromiso nítido contra la violencia machista”,d estacaron.

LGTBI, infancia y racismo

En cuanto a ‘Cómo informar con perspectiva de género y antirracista’ se comentó la responsabilidad que tienen las periodistas y los medios ante el tratamiento del colectivo LGTBI, corregir cuenta los errores que se cometen. Y subrayaron que cuando se trata sobre diversidad hay que acudir a estos colectivos como fuentes de información. El tratamiento informativo de la infancia y de las y los migrantes, colectivos muy vulnerables, fueron otros de los temas a los que se otorgó más relevancia.

En el taller ‘Las mujeres periodistas en acción’ subrayaron que para ser más y más fuertes como colectivo es preciso tener empatía con todo el mundo, porque todas/os aportan, que se pueden crear movimientos sin necesidad de institucionalizarlos. “Hay que trabajar con calma y confianza, sin ansiedad y con la vista puesta en el presente y en el futuro. Seguir peleando desde el orgullo de lo que se ha logrado”, concluyeron.

En este sentido, apuntaron que el movimiento de las periodistas paramos, una acción apoyada por periodistas de decenas de medios y agencias de comunicación, gabinetes de prensa, y, en general, trabajadoras de medios y empresas periodísticas que apoyaron la huelga general feminista convocada para este 8 de marzo.

La directora general de Promoción de la Igualdad y No Discriminación del Área de Políticas de Género y Diversidad, Teresa Maldonado, despidió a las asistentes y dijo que “este encuentro no es un punto y final, sino un punto y seguido”. Destacó que el “periodismo con perspectiva de género no es un periodismo de y para las mujeres. Es una realidad y nombrar y comunicar los hechos de forma adecuada es de justicia y es acabar con la desigualdad”.