El Ayuntamiento de Madrid elegirá por concurso público la nueva dirección del Teatro de Títeres de El Retiro, un lugar único en la ciudad dedicado al títere, la marioneta y el teatro de objetos. Con este nuevo concurso público, el Área de Cultura y Deportes continúa su apuesta por la elección de las direcciones de los grandes espacios culturales a través de concurrencia pública y con jurados de profesionales independientes.

El objetivo de estos concursos es” pasar de una elección discrecional a una selección en concurrencia pública que profesionalice la elección, apoye la igualdad de oportunidades y la transparencia y dote a los espacios culturales de los mejores proyectos de dirección y programaciones”.

Esta es la primera vez en la historia del Teatro de Títeres que se convoca un concurso público para elegir a su dirección y se suma al actual concurso para la dirección de Cineteca y a los ya realizados para las direcciones de Teatro Español, Naves Matadero, CentroCentro Cibeles, Medilab Prado, Cineteca, Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, Teatro Circo Price y Matadero Madrid.

Programación estable y de calidad

La salida a concurso de esta dirección era una reivindicación del sector del títere en Madrid tras 20 años de gestión externalizada hasta 2016, que pasó a gestión directa del Área de Cultura y Deportes. El concurso no solo supone una profesionalización de la elección, también era una necesidad para la mejora de las condiciones de artistas y compañías y para establecer mecanismos de control de las buenas prácticas.

Las bases del concurso están publicadas desde ayer, miércoles 20 de junio, (www.madrid-destino.com/es/seleccion-direcciones-artisticas/direccion-artistica-de-teatro-titeres-del-retiro) y los proyectos detallados deberán enviarse hasta el próximo  10 de julio en formato digital. El proyecto de dirección artística se establecerá para dos años, del 1 de octubre de 2018 al 30 de septiembre de 2020.

Tal y como recogen las bases, la nueva dirección deberá articular un programa cultural capaz de constituirse en referencia madrileña de las artes escénicas del títere, la marioneta y el teatro de objetos y alcanzar proyección nacional e internacional. Siempre bajo la premisa de atender el desarrollo de contenidos específicos para la infancia que garanticen un adecuado enfoque artístico y pedagógico.

Para ello, el teatro deberá ofrecer una programación estable y gratuita los fines de semana, de alta calidad artística, plural y capaz de acoger la amplia diversidad de tendencias y estilos del sector profesional del títere. Se establece también como línea estratégica la colaboración con otros programas y espacios municipales, en especial Veranos de la Villa, San Isidro, Navidad, Carnaval y CiudaDistrito.

Un poco de historia

El teatro de Títeres de El Retiro fue fundado en 1947 por Natalio Rodríguez ‘Talio’, perteneciente a una generación de titiriteros que en los años cuarenta y cincuenta viajaban por toda España mantenido vivo el oficio. La construcción inicial se derribó en los años sesenta, levantándose posteriormente en su lugar un espacio de madera desarrollado por Francisco Porras, que desde mediados de los setenta se encarga por voluntad propia de mantener y dirigir el teatro hasta 1994. Siendo aún director, en 1991 tienen lugar las obras municipales que dan lugar a la edificación del nuevo teatro que perdura hasta hoy.

A partir de 1994 se pone en marcha una gestión externalizada a una concesionaria que se prolonga 20 años hasta 2016, que se hace cargo de forma directa el Área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid. En ese momento y a través de la Dirección General de Programas y Actividades Culturales se impulsa la creación de la Mesa del Títeres, integrada por INIMA-Madrid y la Plataforma de Titiriteros y Titiriteras Independiente, para estudiar y consensuar un nuevo modelo de gestión, que es lo que ahora se ha llevado a cabo a través de la convocatoria de este concurso público.

A lo largo de los años 2016 y 2017 se realizan una serie de actuaciones de mejora y mantenimiento del teatro, que se encontraba muy deteriorado por falta de inversiones.

Estas obras permitieron reanudar la actividad con la celebración el año pasado del Festival de Verano del Teatro de Títeres. Asimismo, desde el pasado mes de marzo tiene lugar actuaciones todos los fines de semana, una programación que proseguirá a lo largo de los meses de julio y agosto y hasta que se haga cargo del centro la nueva dirección artística.