Piden 17 años de prisión para dos policías de Moratalaz por aceptar un soborno a cambio de inculpar a una mujer en varios delitos graves

La Sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid celebra desde este martes, 17 de abril, en sesiones matinales que darán comienzo a partir de las 10:00 horas, la vista oral del juicio contra Antonio Javier J. R., Gabriel Antonio R. J., Noureddine M. H. y Mohamed L. O. por la supuesta comisión de dos delitos de cohecho, un delito de detención ilegal y un delito de falsedad documental en documento oficial.

La Fiscalía solicita una pena de 17 de años de prisión para los tres primeros y de doce años para los dos últimos, en función de su grado de participación en los hechos. Además, se pide a todos ellos una multa de 18 meses con una cuota diaria de 20 euros y, para los dos primeros, la inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de diez años.

Tal y como relata el representante del Ministerio Público en su escrito de calificación provisional elevado a la Sala, en fecha 28 de enero de 2014, Noureddine M. contactó, por medio Mohamed L., con Antonio Javier J. y Gabriel Antonio R., agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Noureddine pretendía poner en marcha un plan de venganza personal que consistía en que estos agentes procedieran a la detención de Sofía B., su ex pareja y a quién el mismo denunció como responsable de un robo en su domicilio, en transcurso del cual le sustrajeron 53.000 euros. Para completar su estrategia, Noureddine entregaría, a través de Mohamed, la cantidad de 20.000 euros a los policías implicados.

Así, en cumplimiento de dicho plan, la madrugada del 5 de abril de 2014, Antonio Javier y Gabriel, estado de servicio, debidamente uniformados y con vehículo policial, montaron un dispositivo de vigilancia policial y seguimiento de Sofía, plenamente conscientes de que no concurría causa legal alguna para ello y sin que mediara causa alguna para su detención.

A pesar de ello, cuando la mujer salía de un local de copas sito en la c/Camino de Vinateros nº 33 de Madrid, la detuvieron como presunta responsable de un delito de atentado con arma de fuego, tras disparar los agentes con una pistola. Además, la atribuyeron un delito contra la Salud Pública, tras intervenir en el interior del vehículo de Sofía un bolso conteniendo en su interior diversas cantidades de heroína, cocaína y MDMA, así como una balanza digital.

Tanto las citadas sustancias como el arma intervenidas en la operación (una pistola detonadora modelo GT23), habían sido previamente colocadas por los acusados.

Acto seguido, y con el fin de justificar su acción, los dos acusados acudieron a la Comisaría de Moratalaz donde, como oficiales públicos, y a sabiendas de que lo reflejado en el mismo son se ajustaba a la verdad, confeccionaron un atestado policial con un relato delictivo totalmente inventado para justificar la detención de Sofía.

Como consecuencia de dicha actuación policial y la puesta a disposición judicial de la detenida, el Juzgado de Instrucción nº 54 de Madrid acordó su ingreso en prisión provisional, situación en la que la perjudicada estuvo 39 días hasta que se acordó un nuevo auto de libertad en favor de la interesada.

Una vez ejecutados los hechos los agentes policiales recibieron de Noureddine, a través de Mohamed, según lo acordado, la mitad de la cantidad ofrecida, unos 5.000 euros a cada uno.

Los cuatro procesados por estos hechos ingresaron en prisión, si bien, ninguno de ellos permanece a día de hoy en recinto penitenciario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *