“Vacaciones en Paz”: la FRAVM anima a las familias madrileñas a acoger este verano a niños saharauis refugiados

  • Las familias interesadas en participar en este veterano programa de solidaridad pueden hacerlo hasta el próximo 9 de mayo.
  • La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid persigue que al menos 80 niños sean acogidos en hogares de la capital.
  • En su estancia de dos meses en Madrid, los menores saharauis serán sometidos a revisiones médicas y podrán disfrutar de unas auténticas vacaciones, lejos de los más de 50 grados del desierto de Tinduf.

Haciendo suyo el llamamiento realizado por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que agrupa a 277 entidades, anima a las familias de la capital y de la región a acoger este verano niños y niñas que residen en los campamentos de refugiados de Tinduf, en el desierto argelino.

Las personas interesadas en sumarse a esta iniciativa, que se enmarca en el veterano proyecto “Vacaciones en Paz”, que siempre ha contando con el apoyo del movimiento vecinal, pueden hacerlo hasta el próximo 9 de mayo.

Desde hace más de 40 largos años, decenas de miles de saharauis se ven obligados a vivir lejos de su tierra, en cinco campos de refugiados ubicados en la parte más árida de la región de Tinduf, un lugar inhóspito, sometido a temperaturas extremas, que en verano alcanza los 56º.

Mientras esperan la vuelta a su tierra, ocupada por el reino de Marruecos desde que el Estado español la abandonara a su suerte, en 1976, sobreviven gracias a la ayuda y a la solidaridad internacional. Una solidaridad que en el día de hoy se manifiesta con el cariño hacia los familiares de las víctimas del terrible accidente de aviación que el pasado martes sufrió Argelia. Una treintena de los 257 fallecidos en el siniestro eran saharauis. La FRAVM quiere expresar todo su apoyo a sus familias y amigos.

Buena parte de los 165.000 saharauis de los campamentos de refugiados de Tinduf son niños y niñas. Niños y niñas que, muchas veces, carecen de una alimentación y una atención médica adecuadas. Niños y niñas que aún conocen el agua corriente o cosas tan mundanas para nosotros como bañarse en una piscina, jugar sobre el césped de un parque o disfrutar de una película en un cine.

El programa “Vacaciones en Paz”, que desde hace más de dos décadas promueve en toda España el movimiento de solidaridad con el Sáhara, trata de paliar estas carencias, al menos durante los dos meses que dura la acogida. El verano pasado, 80 menores saharauis pasaron sus vacaciones estivales en hogares de la capital, 233 en toda la Comunidad de Madrid.

El objetivo de FEMAS, la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, y de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid, es lograr que este verano sean acogidos al menos el mismo número de niños y niñas. Para ello, han realizado en las últimas semanas charlas de sensibilización en diversos locales de asociaciones vecinales, AMPAs y de otras entidades, una campaña que continuará hasta el próximo 9 de mayo.

Hasta entonces, las familias madrileñas interesadas en acoger un niño o una niña saharaui durante los meses de julio y agosto pueden ponerse en contacto con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid, en los teléfonos 616550216 y 649496843 y en el e-mail vacacionesenpazmadrid@hotmail.es

Los hogares de acogida (que pueden ser de todo tipo -compañeros de piso, familias monoparentales…-) se harán cargo del cuidado y manutención de los menores, mientras que el Ayuntamiento de Madrid financiará los gastos del viaje de avión desde Tinduf, tal y como ha hecho en los dos últimos años.

Gracias a este programa, explican desde la FRAVM, “estos niños, auténticos embajadores de su cultura y su causa, podrán someterse a revisiones médicas rigurosas, vacunas, intervenciones odontológicas… pero, sobre todo, podrán disfrutar de unas semanas de vacaciones de verdad, lejos de la canícula de los campamentos de refugiados, en el marco de una familia solidaria. Esa familia puede ser la tuya. ¡Anímate!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *