Alfred, Amaia y el “Hombre de Negro” inauguran la nueva Unidad de Oncología del Hospital Niño Jesús

Más de 400 metros cuadrados, Hospital de Día, consultas, área de hospitalización, un amplio vestíbulo para jugar al baloncesto, zona de juegos y una decoración inspirada en el Parque del Retiro.

Así es la sala Santa Luisa, la nueva Unidad de Adolescentes del Hospital Infantil Niño Jesús, centro de referencia en oncología hasta los 18 años, que ha sido inaugurada por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por Alfred y Amaia, los representantes de España en Eurovisión, Mónica Esteban, la presidenta de la Fundación Juegaterapia, y su presidente honorario Pablo Ibáñez, el “Hombre de Negro”.

El Hospital ha realizado una reforma integral del área, remodelando los espacios para crear un nuevo Hospital de Día con seis puestos, seis habitaciones individuales y dos consultas. El importe de esta obra, financiada por el Servicio Madrileño de Salud, ha sido de 169.393 euros.

Por su parte, la Fundación Juegaterapia ha financiado, con 175.000 euros, la decoración, suelos y techo de la sala y la remodelación del vestíbulo de acceso, transformándolo en un lugar de descanso y de ocio en el que los espacios y los árboles del Parque del Retiro son los protagonistas.

Esta unidad forma parte del conjunto de cuatro unidades especializadas en oncología de adolescentes que está poniendo en marcha la Comunidad en los hospitales de la red pública. La primera, la del Hospital 12 de Octubre, inició su actividad el pasado mes de febrero y las de los hospitales Gregorio Marañón y La Paz lo harán a lo largo del próximo trimestre.

Unidad especializada en oncología de adolescentes

El Servicio de Oncohematología del Hospital Infantil Niño Jesús cuenta con más de tres décadas de experiencia y es el que más pacientes oncológicos infantiles trata en la región, alrededor de 130 casos nuevos de cáncer de los que el 30 por ciento son adolescentes. Normalmente, las unidades de oncología, tanto infantil como de adultos, no están preparadas específicamente para acoger las necesidades especiales del adolescente.

El diagnóstico de cáncer en el adolescente tiene mayor impacto que durante la infancia o la edad adulta por la mayor vulnerabilidad psicológica del paciente. Por eso, es necesaria una atención psicosocial específica para este grupo de edad. Disponer de un lugar diferenciado mejorará la calidad de vida de estos pacientes durante el tratamiento.

El tratamiento en unidades especializadas de oncología para adolescentes y adultos jóvenes puede ayudar a estos pacientes. Así, esta nueva Unidad se convierte en un escenario en el que serán acogidos y comprendidos, con un equipo multidisciplinar entrenado en el tratamiento de estos pacientes, un material adecuado a la edad y un entorno propicio para el desarrollo de una relación de confianza médico-paciente.

Uno de los objetivos de esta Unidad de Oncología del Adolescente es establecer en el futuro un protocolo de técnicas de preservación de fertilidad para los pacientes que lo deseen y ofrecer una atención ginecológica adecuada, ya que determinados tratamientos oncológicos pueden producir esterilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *