Este domingo, 18 de marzo, el proyecto ‘Mares Alimentación’ organiza un cine-coloquio en el Centro Cultural El Pozo (avenida de las Glorietas, 19-21), para debatir sobre “un modelo de consumo en el que la ciudadanía tenga capacidad de decisión dentro de la cadena de producción y distribución de alimentos”.

A partir de las 18:00 horas se emitirá el documental ‘FoodCoop’, que muestra la historia y el funcionamiento del Park Slope Food, un supermercado cooperativo que surgió en 1973, en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Un caso de éxito que ‘Mares Madrid’ quiere presentar “como ejemplo de comercialización de productos sanos, ecológicos y con un precio muy económico. El modelo se basa en una economía centrada en las personas, no únicamente en el capital”.

La cooperativa cuenta con 17.000 socios y socias, gracias a un sistema comercial en el que se pueden adquirir alimentos y artículos ecológicos en su supermercado, con el aliciente añadido de ser un comercio de proximidad, lo que supone un ahorro para los hogares. Para lograr la categoría de cooperativista, es necesario que las personas que lo soliciten realicen un trabajo de 3 horas mensuales, o 36 horas al año.

Este trabajo cinematográfico se filmó en 2016, como coproducción de Estados Unidos y Francia, bajo la dirección de Tom Boothe quien es, además, fundador de ‘La Louve’, un proyecto de similares características que funciona con un éxito parecido en París, desde el año 2016.

Como documental, ‘FoodCoop’ se ha convertido en un modelo de referencia sobre el consumo ecológico, de proximidad y sostenible, consiguiendo que este tipo de comercio se esté implantando en otras ciudades europeas.

Tras finalizar su proyección, técnicos del proyecto ‘Mares Alimentación’, junto con la cooperativa La Garbancita Ecológica y el comercio Tomatomates, iniciarán un coloquio sobre economía social en la ciudad.

Mares Madrid

‘Mares Madrid’ es un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que cuenta con financiación de Urban Innovative Actions de la Comisión Europea. Con esta iniciativa se pretende “transformar la ciudad con un modelo alternativo, basado en la economía social y solidaria, actuando en sectores de alimentación, movilidad, reciclaje, energía y cuidados”.

Entre sus objetivos, se incluye también “la creación de empleo de proximidad y de calidad; la generación de un tejido productivo y comunitario; y la promoción de buenas prácticas ciudadanas e institucionales para lograr una ciudad más sostenible, saludable y cooperativa”.