El Ayuntamiento de Madrid ha celebrado hoy, viernes 26 de enero, y por segundo año consecutivo, el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto.

El acto, celebrado en el Patio de Cristales de la Plaza de la Villa, ha estado presidido por el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, acompañado de la delegada de Equidad, Derechos sociales y empleo, y primera teniente de alcalde Marta Higueras y de la portavoz del equipo de Gobierno Rita Maestre, además de Purificación Causapié, portavoz del grupo municipal socialista; José Luis Martínez Almeida, portavoz del grupo municipal popular, y Bosco Labrado, en representación del grupo municipal Ciudadanos.

Al acto han asistido también otros concejales del equipo de gobierno y representantes de los colectivos LGTB, comunidades gitana y judía, y españoles que también fueron víctimas del Holocausto.

Durante su intervención, Mauricio Valiente ha manifestado que “desde el Ayuntamiento de Madrid, se rinde hoy homenaje y recuerdo a las víctimas del Holocausto”, señalando además que “actos como este han de reafirmar el compromiso del consistorio con los Derechos Humanos”.

“La memoria y el reconocimiento de todas la víctimas, en especial de las víctimas de Holocausto, es un pilar imprescindible para construir un futuro libre de violencias y  persecución por motivos de conciencia, religión, etnia, orientación sexual, opinión política o de cualquier otra índole” ha destacado Valiente.

Mauricio Valiente también ha subrayado “el rechazo del Ayuntamiento de Madrid a toda negación total o parcial de la existencia del Holocausto como hecho histórico”, y ha incidido en que “el acto de hoy es un acto de memoria, de derecho a la verdad, y del derecho de las víctimas y de toda la sociedad para saber lo ocurrido para que nunca más vuelva a repetirse, y así poner los cimientos de una sociedad tolerante, libre, justa que conviva pacíficamente desde el respeto a la diversidad de todos, que es una de nuestras señas de identidad como ciudad”.

Mención a las víctimas españolas y madrileñas

En el recordatorio realizado hoy a las víctimas, Mauricio Valiente también ha hecho mención a los 10.000 exiliados republicanos españoles que fueron deportados al campo de concentración de Mauthausen.

Por otra parte, ha informado que “la semana que viene aprobaremos en el Pleno una iniciativa para leer los nombres de todos los vecinos y vecinas de Madrid que estuvieron en el campo de concentración de Mauthausen”, y ha anunciado que en la plaza que hay a espaldas de la Casa de la Villa, se instalará un monumento que recordará a los 549 madrileños y madrileñas que sufrieron esta barbarie.

Tras Mauricio Valiente han tomado la palabra Eva Leitman-Bohrer, vocal de la Junta Directiva de la Comunidad Judía en Madrid para actos de conmemoración del Holocausto; Rubén López, vocal de delitos de odio de Arcópoli, en representación de la comunidad FELGTB; Carla Santiago Camacho, presidenta de la Federación Red Artemisa, en representación de la Comunidad Gitana, y Concha Díaz Berzosa, de Amical Mauthausen, en representación de los españoles en campos de concentración.

En sus intervenciones todos han destacado la importancia de conmemorar este día para no olvidar la barbarie que supuso el exterminio nazi, tanto hacia la comunidad judía, con las tres cuartas partes de su población exterminada, como hacia aquellas otras minorías que no encajaban en el patrón nazi, las personas con una orientación sexual diferente, personas de etnia gitana, con diversidad funcional, los grupos de otras religiones, o los luchadores españoles antifascistas.

A propuesta de la ONU

La celebración cada 27 de enero del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, fue propuesta en 2005 por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Una fecha elegida por ser el día en el que se produjo la liberación por parte del ejército soviético en 1945 del mayor campo de exterminio nazi que existió, el situado en Auschwitz-Birkenau, en Polonia.

Por su parte, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrado el 27 de enero de 2016 en sesión ordinaria, expresó su voluntad unánime de establecer la citada fecha como Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las víctimas de Holocausto con un minuto de silencio, además de la organización anual de un acto solemne junto con la Comunidad Judía.