El líder sindical Marcelino Camacho tendrá su calle y su estatua en Madrid

Un 21 de enero de hace cien años, nacía en un pueblo de Soria “un hombre honesto, trabajador, estudioso, luchador y bueno”, dijo la alcaldesa. El monumento a Camacho se incorporará a las calles y al ciclo ‘Las Estatuas Hablan’.

“Todo Madrid estaba teñida de la actividad de Marcelino. Y toda la ciudad tiene que recordar su devenir, su presencia, sus logros. Por ello, tendrá una calle y una estatua”. Hoy la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asistido al homenaje con motivo del centenario del nacimiento del líder sindical de Comisiones Obreras, donde ha anunciado que Marcelino tendrá una estatua, al igual que Enrique Tierno Galván, por su “incesante lucha por un mundo mejor. Un mundo con explotación no es un mundo que avanza, es un mundo que retrocede”.

“En verano –continuó– organizamos un ciclo de las Estatuas Hablan. Una serie de vecinos y vecinas se reúnen en torno a esta figura ahora en piedra y de repente la memoria surge y las personas que se fueron y nos hicieron ser de determinada manera. Quiero más presencia de Marcelino, de su devenir, de su lucha de su trabajo para conseguir un trabajo mejor. Y lo tendremos”, ha dicho.

Un 21 de enero de hace cien años, en 1918, nació en pueblo de Soria Marcelino Camacho Abad. Nacía un hombre “honesto, trabajador, estudioso, luchador y bueno”. Con estos calificativos y tras recordar sus primeros tiempos en el despacho de María Luisa Suárez, Carmena ha expresado la necesidad de trabajar en la esperanza de un mundo mejor. “Estoy aquí como alcaldesa, como admiradora, discípula de Marcelino; y sobre todo consciente de la suerte que tuve como estudiante universitaria de contactar con la clase obrera cuando se insistía en la idea de la alianza de las fuerzas de la cultura y el trabajo porque eso era intelectualidad, eso era ciencia”.

Y tendrá su calle

“Pero la memoria de Marcelino tiene que estar esparcida y vertebrada por toda la ciudad”. “Marcelino –dijo la alcaldesa– tiene preparada una calle. La calle que hoy se llama de Muñoz Grandes se llamará Marcelino Camacho. Se resolverá el recurso y volverá la cordura, el buen hacer y la realidad de quitar las calles a aquellos que no les correspondía; la Ley de Memoria Histórica ordena que desaparezcan las calles de las personas que impulsaron el franquismo. El derecho tiene importancia y el derecho tiene que estar vinculada a la sociedad y a lo que necesita”.

Durante su discurso, Carmena ha querido dar las gracias al movimiento obrero y a la labor del Comisionado por la Memoria Histórica, Francisca Sauquillo.

Deja un comentario