La Escuela de Voluntariado de la Comunidad de Madrid ha formado a más de 55.000 personas

El consejero de Políticas Sociales y Familia ha mantenido un encuentro con voluntarios de la región, coincidiendo con el Día Internacional de los Voluntarios que se celebra este martes, 5 de diciembre.

La Escuela de Voluntariado de la Comunidad de Madrid ha impartido 2.500 acciones formativas desde su creación, en las que han participado más de 55.000 madrileños, de los cuales unas 2.000 son personas con algún tipo de discapacidad.

Durante el encuentro, Izquierdo ha presentado la Estrategia de Voluntariado de la Comunidad de Madrid 2017-2021, aprobada el pasado mes de junio, que cuenta con un presupuesto de 3,3 millones y pretende ofrecer una base para las entidades sociales, organismos públicos y empresas que colaboran en materia de voluntariado.

“La Escuela de Voluntariado supone un espacio de formación abierto a todos los interesados en voluntariado, que pueden participar en los cursos que deseen de forma totalmente gratuita”, ha subrayado.

El consejero ha recordado que la Comunidad de Madrid “es una de las regiones más solidarias de España y dispone de una Red de Voluntariado compuesta por más de 330.000 voluntarios y 1.200 entidades sociales, que desarrollan una extraordinaria labor de manera totalmente altruista”.

Nuevos espacios de voluntariado

La Estrategia de Voluntariado de la Comunidad de Madrid 2017-2021, está estructurada en cuatro ejes, contiene 55 medidas concretas, entre las que se encuentra la elaboración del Estatuto de Voluntariado de la Comunidad de Madrid, con el fin de regular el conjunto de derechos y deberes de las personas voluntarias en el seno de las organizaciones de voluntariado que actúan en la Región.

Asimismo, cuenta con medidas para visualizar nuevos espacios de voluntariado, como el voluntariado familiar, en medio ambiente, de menores, o nuevas formas de voluntariado corporativo, en especial el de las administraciones públicas.

También destaca el ejercicio de voluntariado por parte de colectivos que tradicionalmente han sido destinatarios de las acciones voluntarias (personas con discapacidad, personas en riesgo de exclusión social, exreclusos, etc.) y que pasan a ser voluntarios. “Hoy hemos podido apreciar cómo el voluntariado de la Comunidad de Madrid también se extiende no solo a la gente joven, sino a otros colectivos como personas mayores, menores o personas en riesgo de exclusión”, ha concluido el consejero.

Deja un comentario