Manuela Carmena rechaza colocar en la fachada de Cibeles una pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha rechazado la solicitud de Movimiento contra la Intolerancia para colocar en la fachada del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, una pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco y que el Consistorio convocase para este próximo 13 de julio una concentración por el 20º aniversario de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA.



La razón esgrimida, que fue remitida mediante una carta de contestación del Jefe de Gabinete de la Alcaldía, Felipe Llamas, al presidente de Movimiento contra la intolerancia, Esteban Ibarra, fue que “supondría destacar a una víctima sobre todas las demás, lo que no parece procedente desde el punto de vista institucional”.

Movimiento contra la Intolerancia lo considera “una mala decisión en la perspectiva de defender la Libertad y los Derechos Humanos. Esta es una mala decisión por no interpretar la singularidad de este crimen de odio terrorista, brutal y terrible, que movilizó a toda la sociedad española superando miedos, uniéndonos en  un  dolor que nos reforzó hablando  como una sola voz  y constituyendo la mayor respuesta cívica que ha habido en la historia de España contra el terrorismo”.

“Es mala – añaden- por olvidar la especial respuesta del pueblo de Madrid, masiva y entregada, tras interiorizar el sufrimiento como en toda España, que acompañó y respondió, minuto a minuto, en una acción permanente solidaria en la Puerta del Sol  y en otros lugares de la ciudad, en defensa de la vida de Miguel Ángel Blanco, hasta la enorme manifestación de respuesta tras su asesinato que significó su inolvidable recuerdo”.



“Es mala por olvidar que la Memoria Democrática se configura a partir de hechos y personas que van jalonando  el devenir con su visibilidad, por no valorar que esta Memoria es imprescindible para vencer la indiferencia y el olvido, por no entender que nos humaniza el esfuerzo en el recuerdo y la significación del XX aniversario resulta imprescindible por su gran pedagogía social para la convivencia democrática”, continúan en su respuesta.

Además, para la organización “es mala por interpretar que este gesto de memoria democrática que se solicita al Ayuntamiento, su equipo de Gobierno lo entienda como algo que propone destacar a una víctima por encima de las demás, como si la defensa de la dignidad o la valoración sobre el odio ejecutado en todas fuera diferente; en cambio la ausencia de este gesto  oculta el carácter referencial y singular de este crimen que supuso un antes y un después, un hito en la conciencia ciudadana contra el terrorismo, ahora que parece que estamos en otro momento histórico de los avatares de nuestra democracia”.



Desde Movimiento contra la Intolerancia lamentan “que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de los madrileños caiga en la iniquidad al no interpretar  conveniente  este gesto de memoria democrática para decir ¡¡Nunca Más!!, que no tiene la más mínima intención de conllevar  interpretación alguna de jerarquizar el valor de todas las víctimas de todo terrorismo, interpretación falsaria o cuando menos muy alejada de la realidad.No obstante nuestra asociación y otras entidades que nos han hecho llegar su adhesión a la iniciativa ciudadana In Memoriam de Miguel Ángel Blanco”.

“Seguiremos adelante con el compromiso,  eso sí lamentando la posición adoptada por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid” concluye la carta de respuesta firmada por Esteban Ibarra, Presidente de Movimiento contra la Intolerancia.

 

Un comentario sobre “Manuela Carmena rechaza colocar en la fachada de Cibeles una pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco

  • el 11 julio, 2017 a las 10:13 pm
    Permalink

    Yo creo que deberían dejar descansar de una vez a las victimas de ETA. No veo por qué tienen que rendir homenaje cada año. Además debe ser muy doloroso para las familias, volver a lo mismo. No sé que se pretende con eso. La verdad no lo entiendo!!!

    Respuesta

Deja un comentario