El Consejo de las Mujeres de Madrid organiza la Jornada “Ley de Igualdad, 10 años después. ¿Objetivos Cumplidos?”

  • El objetivo de la jornada es analizar si se está aplicando adecuadamente la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres 10 años después de su aprobación.
  • En la mesa de debate político han participado, además de la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, la  vicepresidenta de la Comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del grupo municipal socialista, Erika Rodríguez Pinzó, la concejala portavoz de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del grupo municipal popular, Beatriz Elorriaga, y la concejala de Ciudadanos, Sofía Miranda, con la moderación de Ana Sánchez de la Coba, del Consejo de las Mujeres.




La delegada de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha participado en la inauguración esta mañana de la Jornada ‘Ley de Igualdad, 10 años después. ¿Objetivos cumplidos?’, organizada por el Consejo de las Mujeres del municipio de Madrid, órgano consultivo adscrito al Área, con el objetivo de reunir a expertas de diferentes ámbitos para analizar si, 10 años después de la aprobación de la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, se ha aplicado la ley y si se están cumpliendo sus objetivos.

A las 10 horas ha dado comienzo la jornada en la cuarta planta del edificio de Cibeles, con el saludo de Julia Palacios, vicepresidenta del Consejo de las Mujeres, y la intervención de Mayer, que ha agradecido al Consejo la organización de este acto “tan necesario” recordando que las conmemoraciones y efemérides tienen una función importante, “que es hacernos pensar y evaluar para avanzar”. La delegada ha agradecido también la presencia de las organizaciones sociales, sindicales y de las representantes de los partidos que han asistido.




Tras la inauguración, ha comenzado la mesa de debate político, en la que han participado la propia Celia Mayer, junto a la vicepresidenta de la Comisión de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del grupo municipal socialista, Erika Rodríguez Pinzó, la concejala portavoz de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del grupo municipal popular, Beatriz Elorriaga, y la concejala de Ciudadanos, Sofía Miranda, con la moderación de Ana Sánchez de la Coba, del Consejo de las Mujeres.

En su turno, Mayer ha comenzado agradeciendo a las mujeres que participaron en la elaboración de una “ley necesaria, no exenta de problemas para salir adelante”. La delegada de Políticas de Género y Diversidad ha querido destacar, en primer lugar, el gran consenso social que tuvo la ley: “Según datos del CIS, casi un 80% valoró la ley como muy positiva tras su aprobación, lo que demuestra que era una ley más que necesaria”.

Por otro lado, la ley requirió de un gran consenso entre las fuerzas políticas. Y, por último, ha destacado Mayer, “la ley tuvo una gran valoración internacional; supuso una innovación en el marco jurídico que otros países no tenían”. “La ley introdujo el permiso de paternidad, la no discriminación por razón de sexo… tuvo la ambición normativa de ser una ley integral, regular los ámbitos privado, público y político, y tuvo un gran impacto en nuestro ordenamiento jurídico, ya que influyó en muchas normas”, ha añadido Mayer.




La delegada ha señalado el impacto de la ley en la política municipal, como la transversalidad en las políticas públicas (disposiciones normativas, contrataciones públicas, subvenciones, estadísticas con sesgo de género, el lenguajes que se utiliza en el Ayuntamiento…). Según Mayer, la gran asignatura pendiente es “institucionalizar la transversalidad, dorarla de un mecanismo sistemático para que todas las políticas públicas cuenten con perspectiva de género”, y ha anunciado la pronta puesta en marcha desde el Área de una mesa de trabajo para tal fin.

Además, ha querido señalar que la ley “promovió la creación de planes de igualdad en las empresas de más de 200 trabajadores, aunque aún quedan muchas empresas por ponerlos en marcha”. Y ha recordado la gran labor realizada por el Ayuntamiento con el plan Madrid Concilia desde 2007, año de aprobación de la Ley, “por el que se trabaja con personas, organizaciones sociales y pequeñas y medianas empresas para sensibilizar y mejorar en la corresponsabilidad”.

Por último, Mayer ha pedido “voluntad política” para que la crisis económica  no sirva, como está sucediendo, para frenar los avances sociales, sino que, “al revés, el hecho de que las mujeres seamos las más perjudicadas por la crisis sirva de argumento para dotar de más presupuestos a estas medidas”. Y ha terminado apelando a las representantes políticas presentes en la mesa: “Es nuestra responsabilidad exigir a nuestros partidos que no podemos retroceder en estas políticas”.




La jornada se completará con la celebración de una mesa sindical y una mesa social a lo largo de la tarde.

Deja un comentario