Las aulas de los centros escolares de Madrid se llenan de polinizadores

  • Financiado por la FECYT, el Real Jardín Botánico-CSIC pone en marcha su proyecto “SOS Polinizadores” para fomentar el estudio de los insectos polinizadores y su relación con las plantas.
  • Alumnado de Primaria y Secundaria de la Comunidad de Madrid participa en esta iniciativa en la que interviene la plataforma de ciencia ciudadana Natusfera.




¿Qué polinizadores visitan nuestras zonas verdes?, ¿qué frecuencia de visitas tienen las diferentes especies de plantas? o ¿diferentes especies de plantas son polinizadas por distintos polinizadores?, son algunas de las preguntas que el alumnado de algunos centros escolares de Primaria y Secundaria de Madrid están empezando a resolver con su participación en el proyecto “SOS Polinizadores” que pone en marcha el Real Jardín Botánico-CSIC con apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) que acaba de confirmar la financiación de este proyecto.

Según han explicado los coordinadores del proyecto, la Unidad de Cultura Científica y el Nodo Nacional de Biodiversidad GBIF.ES del Real Jardín Botánico, “las respuestas nos permitirán conocer la biodiversidad de polinizadores y su dinámica poblacional. Solo a través del conocimiento, podremos abrir un debate sobre el mantenimiento de la biodiversidad en nuestras zonas verdes urbanas y tratar de encontrar soluciones a los problemas ambientales detectados”.




“SOS Polinizadores” es un proyecto que pretende fomentar la observación y el estudio de los insectos polinizadores y su relación con las plantas de nuestros parques y jardines en los estudiantes y público general. El proyecto, que se suma al juego educativo ‘PolinizAPP’, también financiado por la FECYT, se está desarrollando con el alumnado de varios centros educativos de Madrid, aunque está abierto a todo el público que quiera contribuir a través de la plataforma de ciencia ciudadana Natusfera http://natusfera.gbif.es/.

En la actualidad, el conjunto de los estudiantes está tomando datos de los polinizadores de diferentes zonas verdes (huertos, parques, jardines…) o en el propio Real Jardín Botánico. Este proyecto, cuyos primeros resultados se podrán dar a conocer en la próxima edición del Finde Científico que se celebra a finales de mayo en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, pretende ser el inicio de un monitoreo de polinizadores que se prolongue a lo largo de los años y que involucre no solo a centros escolares, sino también a asociaciones ambientales y particulares interesados en participar y aprender sobre el tema.

Deja un comentario