El PSOE-M rechaza apoyar la moción de censura de Podemos a Cifuentes tras la negativa de Ciudadanos

  • El PSOE-M “seguirá trabajando en el cambio político en Madrid para ofrecer soluciones justas que dignifiquen las instituciones”.
  • El PSOE de Madrid traslada a Podemos-Comunidad de Madrid la imposibilidad de cambio, a día de hoy, y a través de una moción de censura, en el gobierno de la región tras la negativa de Ciudadanos a propiciarlo.




 El PSOE de la Comunidad de Madrid ha mantenido hoy una reunión con Podemos-Comunidad de Madrid, a petición de estos últimos, “que consideramos se enmarca dentro de la normalidad y cordialidad que debe regir entre los partidos políticos que componen el Parlamento Regional”. En dicho encuentro, los socialistas madrileños han coincidido con Podemos-Comunidad de Madrid en el diagnóstico de la situación política regional, “inmersa en procesos judiciales por casos de corrupción así como en la mala gestión que el Partido Popular está llevando a cabo desde el gobierno regional y que mantiene a las instituciones madrileñas paralizadas”.

Tras analizar “la precaria situación en la que se encuentra la Comunidad de Madrid”, los socialistas madrileños han trasladado lo que consideran es una “imposibilidad real” de poder llevar a cabo el cambio y la regeneración política “necesaria en la Comunidad de Madrid” a través de la moción de censura que propone Podemos, tras la negativa de Ciudadanos a mantener una reunión con el PSOE-M y habiendo ya hecho públicas sus intenciones de no propiciar el cambio en medios de comunicación. Pese a esta postura de Ciudadanos de seguir manteniendo en el gobierno al Partido Popular, el PSOE de Madrid “seguirá trabajando en el necesario cambio político en nuestra región que ofrezca soluciones justas para dignificar las instituciones madrileñas”.




El PSOE de Madrid sigue considerando el cambio político y la regeneración de la Comunidad de Madrid como “algo absolutamente necesario, siendo así imprescindibles nuevas políticas en la gestión de la sanidad pública madrileña, más aún después de la demostración de fracaso de la llevada a cabo por el Partido Popular en los hospitales madrileños; una necesaria regeneración en la política educativa, priorizando la educación pública frente a otros tipos de acuerdos; nuevas políticas basadas en la igualdad y diversidad, y así también dentro del fomento del empleo, garantizando la dignidad y la calidad de los puestos de trabajo en nuestra Comunidad; garantías en el acceso a la vivienda y de protección de quienes, por circunstancias ajenas a su voluntad, no pueden hacerse cargo del pago; una Comunidad que utilice las instituciones públicas para dar servicios y gestión a los y las madrileñas y no en beneficio del partido político que gobierna, siendo alarmantes las noticias de supuestas financiaciones irregulares de campañas políticas a costa del dinero de todos los madrileños. En definitiva, creemos que Madrid necesita un cambio que nunca llegará de la mano de un partido que ha estado utilizando las arcas públicas en beneficio de unos pocos, como ha sido con la empresa pública Canal de Isabel II”.




Esta necesidad de regeneración propició que el Partido Socialista se pusiera en contacto por escrito con el partido que a día de hoy sostiene con sus votos el gobierno de la Comunidad de Madrid, el partido de Ciudadanos, “pero del que no hemos obtenido contestación formal más allá de las declaraciones hechas en medios de comunicación donde se negaban a hablar de las necesidades de la región con los socialistas madrileños. Por ello es por lo que consideramos que Ciudadanos no ve necesario abrir una puerta a la regeneración política y a que los y las madrileñas pudieran tener un gobierno del que sentirse orgullosos y en el que encuentren amparo a sus necesidades más básicas, algo que siendo así, imposibilita absolutamente el cambio político en Madrid”.

Por último, “cabe señalar que ante la petición de Podemos-Comunidad de Madrid de sentarse con el Partido Socialista para hablar de ese posible cambio, la dirección del PSOE-M les ha trasladado en dicha reunión la imposibilidad anteriormente explicada, que no proviene de nuestro partido ni de nuestro Grupo Parlamentario sino del partido de Ciudadanos, y por lo tanto la ineficaz puesta en marcha de un proceso que no va a obtener ningún resultado favorable para los madrileños, pues no modificará en nada la correlación de fuerzas en el Parlamento regional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *