Ahora Madrid celebra la dimisión de Aguirre y exige “esclarecer su etapa como presidenta del PP de Madrid”

Desde Ahora Madrid se ha celebrado la dimisión de Aguirre, pero exigen “el esclarecimiento de su etapa como presidenta del PP de Madrid”, en un comunicado emitido esta tarde:




Ante la detención en los últimos días de Ignacio Gonzalez y la gravedad de los hechos que están saliendo a la luz, era esperable la dimisión de Esperanza Aguirre por su estrecha vinculación y su responsabilidad política en estos hechos. Pero esto no regenera al Partido Popular ni son hechos aislados: ha sido una trama de corrupción que durante tres legislaturas se ha beneficiado de lo público para intereses partidistas, en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento. 19 dimisiones en el Partido Popular de Madrid en lo que llevamos de legislatura nos muestran que estaba establecida una determinada forma de actuar, una corrupción sistémica en la que existían conniventes necesarios.

El Grupo Municipal de Ahora Madrid manifiesta la más contundente y enérgica repulsa a cualquier tipo de corrupción política, malas prácticas democráticas o utilización de las instituciones y empresas públicas para el lucro personal de sus gestores. 

La corrupción supone una amenaza directa para nuestra democracia, implica un descrédito de las instituciones que afecta de manera directa a su legitimidad y por ello urge a todos los poderes públicos la tarea de abordarla y atajarla con firmeza.




Además la financiación ilegal de partidos políticos, más aún cuando proviene de la utilización de recursos públicos, supone una adulteración completamente ilegítima de las elecciones, intolerable en un sistema democrático.

Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, exportavoz del Partido Popular de la ciudad de Madrid, expresidenta de la Comunidad de Madrid y expresidenta del Partido Popular de la Comunidad de Madrid, se encuentra en la actualidad inmersa en un proceso de investigación por corrupción en la que se encuentran implicadas varias personas que fueron designados por la actual concejala y portavoz, por cuestiones vinculadas de forma directa con su gestión y responsabilidad política.

Ante tales indicios no cabe ponerse de perfil ni escudarse en el desconocimiento. Los años vinculada al Partido Popular, salpicados de indicios y escándalos de corrupción, dejan poco margen para que el “yo no sabía nada” o el “esto es inaudito” sean aceptables a la hora de no asumir responsabilidades políticas. ¿Cómo es posible que desde el 2009 existieran informes y testimonios de primera mano de lo que estaba pasando y se mirará hacia otro lado?

La ya maltrecha imagen de la política madrileña, del Ayuntamiento de Madrid y la salvaguarda de la confianza de la ciudadanía en sus instituciones exigen la dimisión de Esperanza Aguirre de sus cargos públicos. Esta dimisión, acompañada de su total colaboración con la justicia debería ser sólo el principio de un amplio proceso que esclarezca todas las responsabilidades penales y políticas que han asolado la Comunidad y la ciudad de Madrid durante los últimos años.




La ciudadanía madrileña, que ha sido punta de lanza en la vigilancia y denuncia de las irregularidades cometidas por los sucesivos gobiernos del Partido Popular. Mención especial merece la movilización ciudadana en contra de la privatización del Canal de Ysabel II y el Campo de golf del Canal. La dimisión de Esperanza Aguirre es una victoria en la lucha por unas instituciones mejores, y gran parte de esta victoria es suya.

Celebramos la dimisión de Esperanza Aguirre, por tercera vez, como un paso más para recuperar la confianza en las instituciones. Pero no es suficiente, el Partido Popular debe responder tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad. El Partido Popular es una estructura que ha estado al servicio de los intereses de unos pocos, usando y usurpando lo que es de todos y de todas y Esperanza Aguirre es una más de toda esa estructura.

Seguiremos trabajando para que la transparencia sea una herramienta de control ciudadano para que la corrupción protagonizada por el Partido Popular no siga perpetuándose.

Deja un comentario