El Hospital Gregorio Marañón implanta en su UCI un programa de Puertas Abiertas





La Unidad de Cuidados Intensivos del Gregorio Marañón ha implantado un programa de puertas abiertas para que los familiares puedan acompañar a los pacientes el mayor tiempo posible. Esta iniciativa responde a una demanda de los usuarios y se enmarca en el Plan de Humanización de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad. La UCI estará abierta de 13.00 a 23.00 horas mejorando el acompañamiento, bienestar y confort de pacientes y familias.

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha puesto en marcha un programa de Puertas Abiertas para la UCI de adultos que aumenta el horario de acompañamiento a los pacientes. De 13.00 a 23.00 horas, un acompañante podrá permanecer junto al paciente de forma que se puede conciliar mejor con la vida familiar y laboral y, además, contribuye a humanizar la atención, dando respuesta a una demanda de los propios usuarios.

Esta iniciativa, con base científica, tiene como objetivo reforzar los aspectos más humanos del tratamiento, favoreciendo la comunicación del enfermo con sus familiares y de éstos con los profesionales que los atienden, pasando así de unos cuidados “centrados en la enfermedad” a unos cuidados “centrados en el paciente y su familia”.

Este programa se implanta dentro del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad, con un horario de visitas ampliado y flexible que permite la cercanía con el ser querido, facilita compatibilizar su atención con el trabajo o los cuidados de otros familiares, y sobre todo, reconoce el derecho y la necesidad beneficiosa que la familia tiene en el cuidado de su enfermo.

Beneficios para los pacientes
Recientes estudios demuestran que la presencia de familiares o acompañantes durante la enfermedad crítica es un estímulo beneficioso para el paciente, ya que reduce los síntomas de la ansiedad y el estrés. Esto permite disminuir en algunos casos las necesidades de sedación y contención de los pacientes y aumentar la calidad percibida del servicio, tanto por los propios pacientes como por sus acompañantes.

Este programa es una iniciativa de los profesionales de la UCI que recoge las sugerencias de usuarios y familiares señaladas en las encuestas realizadas al alta de los pacientes, en las que se reiteraba la petición de estar más tiempo junto a sus seres queridos durante el ingreso.

Por eso, una de las herramientas fundamentales de este proyecto es la flexibilización de los horarios de visita y acompañamiento. Los pacientes podrán estar acompañados de forma continua por un familiar, identificado como cuidador principal, desde las 13,00 a las 23,00 horas, estableciéndose también unas franjas horarias en las que podrán recibir la visita de otros allegados.

La información, permanente y continua, a los familiares por parte de los profesionales de UCI es otro de los pilares del proyecto. Una información clara, completa y veraz, suministrada tanto por el médico responsable como por el personal de enfermería, en un entorno confortable y dotado de privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *