Resultado positivo para un fármaco de Novartis contra la Esclerosis Múltiple (EM)





Novartis ha anunciado que ha concluído con éxito la fase III del estudio EXPAND, que evalua la eficacia y seguridad de la terapia diaria y oral BAF312 (siponimod) en EMSP.

“EMSP es una forma particular de la EM, y hay una necesidad de generar opciones de tratamiento eficaces para ayudar a retrasar la progresión de la discapacidad en las personas que viven con la enfermedad”, ha dicho Vasant Narasimhan, director internacional de desarrollo de drogas y director médico de Novartis.

El EXPAND es un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de fase III, que compara la eficacia y seguridad de BAF312 versus placebo en personas con EMSP. Se trata del mayor estudio aleatorizado y controlado sobre la enfermedad hasta la fecha. Participaron 1.651 personas con EMSP, provenientes de 31 países.

BAF312 (siponimod) es un modulador selectivo de los tipos específicos de la esfingosina-1-fosfato receptor (S1P). El receptor S1P se encuentra comúnmente en la superficie de células específicas que residen en el sistema nervioso central (CNS), que son responsables de causar daño del CNS que impulsa pérdida de la función en la EM secundaria progresiva (SPMS). BAF312 entra en el cerebro y mediante la unión a estos receptores específicos, puede prevenir la activación de estas células dañinas, ayudando a reducir pérdida de la función física y cognitiva asociada con SPMS

Sobre la Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es un trastorno crónico que ataca al sistema nervioso central (SNC) que interrumpe la función normal del cerebro, nervio óptico y médula espinal provocando inflamación y pérdida de tejido la evolución de la EM resulta en la pérdida constante de funciones tanto físicas como cognitivas (por ejemplo la memoria). Esto tiene un impacto negativo y substancial en las 2.3 millones de personas (aproximadamente) que a nivel global son afectadas por la EM8, enfermedad que regularmente comienza en la etapa adulta temprana.

Las personas con EM pueden ser diagnosticadas con formas recurrentes de EM (EMR), que incluyen a la EM remitente-recurrente (EMRR) y EM secundaria-progresiva (EMSP), o EM primaria-progresiva (EMPP).

Fuente de la noticia: Mirada Profesional

Deja un comentario