El Hospital Clínico San Carlos ha atendido a más de 3.000 pacientes en su Unidad de Aorta en 10 años





La aorta es la arteria principal de nuestro organismo y  puede verse alterada en uno o varios  tramos,  habitualmente por un aumento de su diámetro, denominado aneurisma. Las enfermedades de la aorta afectan a un 5-10% de la población y son las que causan mayor mortalidad de todos los problemas cardiovasculares. Más de un millón de españoles padece esta grave y compleja patología.

Las enfermedades de la aorta son principalmente de aorta ascendente (en su tramo cercano al corazón) o de aorta descendente (en el abdomen). Esta complejidad hace especialmente necesario su abordaje de forma multidisciplinar por cardiólogos, radiólogos, cirujanos cardiacos y cirujanos vasculares. Este fue el objetivo del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico a la hora de crear su Unidad de Patología de la Aorta,  encargada de la atención integral de estos pacientes, desde el diagnóstico y tratamiento, hasta su seguimiento y que ya acumula una experiencia de más de 10 años, durante los cuales ha atendido más de 3.000 pacientes en la consulta clínica especializada y ha realizado más de 2.000 intervenciones quirúrgicas.

Entre ellas destacan más de 800 cirugías sobre la aorta ascendente y/o el cayado aórtico, más de 150 cirugías de aorta torácica descendente y/o toracoabdominal y más de 1.000 cirugías sobre aneurismas de la aorta abdominal. En el caso de los aneurismas por degeneración de la aorta torácica o abdominal su tratamiento ha experimentado un notable cambio en los últimos años debido a la introducción de los nuevos dispositivos endovasculares (endoprótesis) que se introducen a través de la arteria femoral, y que asegura una menor tasa de complicaciones con criterios de mínima invasión quirúrgica.

Excelentes resultados
La Unidad de Patología de la Aorta, con la estrecha colaboración de los radiólogos y dirigida por el doctor  Isidre Vilacosta del Servicio de Cardiología, y con los doctores Javier Serrano jefe de Cirugía Vascular y Luis Maroto jefe de Cirugía Cardiaca, es una de las Unidades de España que más experiencia  ha acumulado en el abordaje híbrido, en el que se combinan procedimientos de cirugía abierta con el tratamiento endovascular, y en los que trabajan conjuntamente cirujanos cardiacos y cirujanos vasculares.

La experiencia acumulada de estos profesionales les ha permitido obtener unos excelentes resultados superponibles a los de los principales centros europeos, con una mortalidad menor del 5% en la cirugía electiva de la aorta torácica y menor del 2% en la cirugía de la aorta abdominal y una tasa de complicaciones neurológicas de menos del 10% en la cirugía del arco aórtico y de la aorta toracoabdominal.

Este equipo de profesionales ha descrito las bases fisiopatológicas de una de las complicaciones más graves que pueden tener lugar en estos enfermos, introduciendo el concepto del Síndrome Aórtico Agudo, ampliamente reconocido en la literatura científica y que ha cambiado el enfoque de esta patología. Al comprender y establecer los mecanismos de la enfermedad aórtica, el equipo de cirujanos puede ofrecer al paciente un tratamiento a la carta, según su caso particular.

En el último congreso de Cirugía Vascular celebrado en Castellón,  esta Unidad presentó estos resultados en un estudio,  en el que se analizan sus mil últimas intervenciones de aorta.  Este estudio concluye que  “la drástica reducción en mortalidad en cirugía aórtica obtenida por la Unidad  se debe a tres claves: la experiencia de los profesionales, el volumen de intervenciones y la interdisciplinariedad con que se trabaja”, resume el doctor Vilacosta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *