El 60% de adolescentes ha presenciado agresiones homofóbicas en su instituto y el 15% del alumnado LGTB sufre ciberbullying

COGAM (Colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales de Madrid) ha presentado hoy los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por el voluntariado del Grupo de Educación durante el año 2015. El objetivo de estos estudios es monitorizar los niveles de LGTB-fobia en los centros educativos de la Comunidad de Madrid y analizar la influencia de las TIC en nuevas formas de ciberacoso LGTB-fóbico, así como proponer medidas de actuación.

El estudio “LGBT-fobia en las Aulas 2015” es una investigación realizada para llamar la atención sobre los niveles homofobia escolar y proponer líneas de actuación para erradicarla del sistema educativo. Este estudio, realizado entre más de 5.600 alumnos y 30 profesores de 39 centros de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid, indica que un 11% del alumnado es LGTB y 1 de cada 1000 son transgénero. Persisten los niveles de homofobia y el 60% del alumnado es testigo de agresiones LGTB-fóbicas, que sufren tanto adolescentes LGTB como todas aquellas personas que no reproduzcan los estereotipos de género de masculinidad y feminidad tradicional. Una gran parte del profesorado no sabe qué hacer, y el 51% del alumnado piensa que sus profesores no hacen nada. La mitad del alumnado siente que su familia no le aceptaría si fuera homosexual, bisexual o transexual.

El estudio “Ciberbullying LGBT-fóbico” analiza la influencia de las TIC en el acoso que sufren estudiantes LGBT. El mundo online se ha convertido en un espacio esencial de socialización de adolescentes, donde la violencia LGBT-fóbica puede expandirse impunemente. El estudio se ha elaborado con la participación de más de 2.600 alumnos, 30 docentes y 10 autoridades competentes en materia de educación, ciberacoso y discriminación. El 15% del alumnado LGTB padece ciberacoso por a su orientación afectivo-sexual, especialmente el alumnado trans*, y más del 52% ha sido testigo de ciberacoso LGBT-fóbico. Existe una importante falta de sensibilización y concienciación a nivel familiar, educativo e institucional.

En base a los resultados, COGAM demanda una mayor implicación de la comunidad educativa, un sistema educativo que eduque en la diversidad afectivo-sexual y de género, más actividades y campañas de sensibilización sobre diversidad y ciberacoso LGTB-fóbico, una mayor implicación de las familias, y un mayor apoyo institucional en forma de un Plan Estatal contra el acoso escolar y el ciberacoso.

Los estudios han sido realizados por voluntarios y voluntarias del grupo de Educación de COGAM, con subvención de ILGA Europe (International Lesbian & Gay Association), y reflejan el compromiso de COGAM para lograr un sistema educativo que eduque en la diversidad, se convierta en motor de cambio social y transmita valores de respeto.

 

Deja un comentario