Se inauguran los jardines del Arquitecto Ribera, un espacio verde para el descanso en el distrito Centro

  • Hoy día 1 de junio abrirá su espacio el parque más grande de Malasaña, en el distrito Centro.
  • El nuevo jardín completa la renovación de la plaza de Barceló, junto con el mercado y la Biblioteca Mario Vargas Llosa.
  • Su diseño final contó con la participación y aportaciones de las asociaciones vecinales.




El concejal del distrito Centro, Jorge García Castaño, ha inaugurado esta tarde los Jardines del Arquitecto Ribera ubicados en la calle Barceló, en un acto en el que ha estado acompañado por el director general de Espacio Público, Obras e Infraestructuras, José Luis Infanzón, y por representantes de la Plataforma “Vecinos Haciendo Jardines”.

Este espacio que se ha inaugurado hoy está situado junto al mercado de Barceló, un edificio de tres plantas, rehabilitado en 2014, y que está integrado en el Centro Polivalente Barceló, del que también forma parte la Biblioteca Mario Vargas Llosa.

Los nuevos jardines están dotados de numerosos bancos de diseño moderno, árboles y espacios para el descanso. Está estructurado  además en cuatro áreas, la primera se compone de una moderada línea de agua que lo atraviesa por el centro y que enlaza con la antigua fuente situada en el jardín del Museo de Historia de Madrid; la segunda es un espacio abierto, disponible para usos efímeros diversos como pueden ser un mercadillo o proyecciones cinematográficas; la tercera la forma un área abierta próxima conectada a la acera de la calle Barceló, concebida como lugar de encuentro en el que los y las jóvenes dispongan de su propio espacio; y la cuarta parte, el jardín vegetal para uso de la infancia, que se ubica hacia el interior, más alejado del tránsito peatonal.




Cuenta con pavimentación impermeable, instalada sobre el estacionamiento subterráneo, diseñada con el fin de retener agua y humedad, dando lugar a un microclima en el que la temperatura sería ligeramente inferior respecto al entorno.

Se recupera también la identidad histórica del jardín, vuelve a su entorno la fuente monumento a Mesonero Romanos, que además de cronista y bibliotecario de la Villa fue vecino del barrio, y se realza el valor del Museo de Historia de Madrid, comunicado ahora por su patio con los jardines y mostrando la parte menos visible del edificio, construido originalmente como Real Hospicio de San Fernando precisamente por el arquitecto Pedro de Ribera.

Participación ciudadana

El proceso de recuperación de este espacio ha contado con la participación activa de la plataforma ciudadana Vecinos Haciendo Jardines, integrada por el AMPA del colegio Isabel la Católica, y asociaciones vecinales para reclamar la vuelta del jardín y poder participar en su diseño. Además, el colegio Isabel la Católica podrá disfrutar del parque, trasladando a estos jardines el huerto urbano que hasta ahora tiene en los balcones del centro.




Las obras, que comenzaron el pasado mes de septiembre, con una duración de ocho meses, han tenido un coste de 1.260.006,40 euros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *