“Fernando Nguema y su universo fang: raíces y palabras del bosque guineano”, en el Museo Nacional de Antropología

  • El Real Jardín Botánico colabora en esta exposición conjunta de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Casa África y el Museo Nacional de Antropología.
  • La muestra, que se puede visitar hasta el próximo 15 de octubre, reseña el proyecto ‘Flora de Guinea’ en el que trabaja un equipo investigador del RJB-CSIC.




El Museo Nacional de Antropología (MNA), con la colaboración del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC), se adentra de nuevo en África Ecuatorial, Ubuntu, en el corazón de África, para abrirse paso entre los árboles del frondoso bosque fang, fuente de inspiración del escultor ecuatoguineano Fernando Nguema. Un artista que buscaba la forma y el alma que encerraba cada raíz, cada rama del bosque, para extraerlas a veces gracias sólo a levísimos retoques, convirtiéndolas en obras de arte con una increíble fuerza expresiva.

Autodidacta, decidido a no dejarse contaminar por influencias externas y custodio tenaz de la tradición fang, falleció en 2008 sin que su obra llegara a ser adecuadamente valorada. Ahora, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y Casa África reivindican su trabajo artístico. La mayoría de las piezas que realizó fue adquirida por su círculo más próximo de amigos, quienes, fieles a su memoria, las han reunido para cederlas, junto a las adquiridas por el Centro Cultural de Malabo (AECID), para esta exposición, que será la segunda muestra del escultor tras la primera retrospectiva realizada en Las Palmas en 2016.




El Real Jardín Botánico también colabora en esta muestra, con la cesión de una imagen del archivo del fondo Emilio Guinea, y el científico del RJB Mauricio Velayos, investigador principal del proyecto ‘Flora de Guinea’, ha cedido algunas imágenes del proyecto y es autor de los textos del panel dedicado a la flora en el que se destaca el papel y la actividad de los botánicos españoles en Guinea Ecuatorial. Hoy, gracias a ese esfuerzo, se sabe que viven en torno a 8.300 especies diferentes de plantas. “Ahora es necesario seguir profundizando en su conocimiento, en especial en el estudio de las propiedades de las plantas medicinales y otras plantas útiles”, señala el investigador Velayos.

En esta muestra, además, gracias a las colecciones fang del Museo Nacional de Antropología, las obras de Nguema aparecen contextualizadas dentro de esa tradición cultural que tanto reivindicó y que ahora se conoce que contribuyó a actualizar. Esta exposición, que se puede visitar en el MNA hasta el próximo 15 de octubre, pretende, en suma, homenajear a la figura de este inclasificable y poco conocido artista, y darle el lugar que se merece dentro de la escultura contemporánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *