Un policía fue agredido con una botella, lo que le provocó una herida penetrante en el muslo potencialmente grave, mientras que otro herido tuvo una posible fractura clavícula y un tercero una luxación en el codo.

La magistrada del Juzgado de Instrucción nº 45 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ha acordado la puesta en libertad de las diez personas puestas a su disposición por la Policía que fueron detenidas tras la manifestación del sábado, 19 de octubre, en apoyo al independentismo catalán y en solidaridad con los políticos presos. Las diez personas serán investigadas por la supuesta comisión de los delitos de desórdenes públicos y atentado contra la autoridad.

Después de darse por finalizada la manifestación, y al igual que el pasado miércoles, grupos de radicales pro-independencia se desplazaron a la zona de la Gran Vía con intención de cortarla.

Es entonces cuando una treintena de furgones de la UIP de la Policía Nacional cortaron el paso a los radicales, que estaban intentando crear barricadas. Estos comenzaron a tirar sillas, mesas y mobiliario urbano contra los agentes, ante lo que los policías cargaron en la zona de la plaza de Callao y Preciados.

Restaurantes, bares, tiendas y el propio Corte Inglés tuvieron que bajar sus verjas para evitar los destrozos de los radicales. Un total de 10 personas fueron detenidas por la Policía Nacional como consecuencia de los altercados, mientras que el balance de Emergencias Madrid fue de 26 heridos: 11 policías nacionales y 15 civiles.

En total se produjeron 7 traslados a centros hospitalarios: 3 policías y 4 civiles. Un policía presentaba una herida penetrante en el muslo potencialmente grave tras ser agredido con una botella, mientras que otro herido tenía una posible fractura clavícula y un tercero una luxación en el codo.

Bajo el eslogan ‘Libertad presos políticos. Libertad detenidos’, con la salida programada a las 18:00 horas de Atocha, paso por Benavente y con final en la Puerta del Sol, un total de 4.000 personas según datos de Delegación de Gobierno clamaron la tarde del sábado, 19 de cotubre, contra la sentencia del ‘procés’ y a favor de los políticos presos, además de mostrar su apoyo al «derecho a decidir del pueblo catalán».

Sin embargo, y con la manifestación del pasado miércoles, 16 de octubre, en la memoria, la Policía Nacional había preparado un dispositivo especial para evitar los disturbios que ocasionaron tanto los enfrentamientos entre radicales de extrema derecha y anarquistas, como los posteriores desperfectos producidos por estos últimos, que derivaron en varias cargas policiales.

Más aún cuando grupos de extrema derecha habían adelantado que volverían a acudir para «reventar» esta manifestación. Finalmente, una manifestación paralela de ultraderecha ha finalizado en una zona próxima a la primera, pero en ningún momento se han cruzado.

El Juzgado de Instrucción nº22 de Madrid ha enviado a prisión a uno de los cuatro detenidos el pasado miércoles, 16 de octubre, tras los disturbios ocurridos en el centro de Madrid posteriores a la concentración en la Puerta del Sol en apoyo al independentismo catalán y en solidaridad con los políticos presos.

Un total de cuatro personas, una de ellas menor de edad, fueron detenidas por la Policía Nacional acusados de desórdenes públicos y atentado contra agentes de la autoridad. Mientras que el menor ha pasado a disposición del Fiscal de Menores, dos de los tres mayores de edad han sido finalmente puestos en libertad.

En cuanto al cuarto detenido, se le acusa de agredir en la cabeza a un policía de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) con una madera con clavos oxidados, lo que hizo que el agente tuviera que ser trasladado a un centro hospitalario, aunque el casco que llevaba puesto ha evitado heridas más graves. Por ello, y mientras es investigado por desórdenes públicos y atentado contra agente de la autoridad, ha ingresado en un centro penitenciario.

Todo comenzó sobre las 8 de la tarde del miércoles, 16 de octubre, cuando unas 500 personas se concentraron en la madrileña Puerta del Sol en apoyo al independentismo catalán y en solidaridad con los políticos presos.

Bajo los lemas ‘Madrid está con el pueblo catalán’, ‘Libertad presos políticos’, ‘No pasarán’ o ‘Decidir no es delito’, los manifestantes exhibieron decenas de banderas esteladas, lazos amarillos, fotografías de Carles Puigdemont y una gran bandera tricolor republican con un lazo amarillo impreso.

Procedentes de diferentes partidos, sindicatos y movimientos como Corriente Roja, Izquierda Castellana, Comisiones Obreras o Anticapitalistas, los asistentes corearon lemas como «Libertad presos políticos» o «Que viva la lucha del pueblo catalán».

Sin embargo, varias decenas de personas de extrema derecha irrumpieron sobre las 9 de la noche en la Puerta del Sol con banderas españolas y con el logo de Vox y el brazo en alto haciendo el saludo fascista, gritando «Cataluña es España» y «No nos engañais», con el fin de reventar la manifestación pro-independencia.

Tras unos momentos de tensión que derivaron en fuertes enfrentamientos entre manifestantes de extrema derecha y anarquistas, con golpes, puñetazos y patadas, los agentes antidisturbios desplegados consiguieron separar a ambos grupos de manifestantes y finalmente el de extrema derecha se disolvió.

Posteriormente, un grupo de unos 50 manifestantes pro-independencia se desplazó a otros lugares del centro de la capital como el Congreso de los Diputados, la plaza de Tirso de Molina y las calles aledañas, donde los agentes antidisturbios de la Policía Nacional llevaron a cabo diversas cargas contra ellos y practicaron las cuatro detenciones.

Fotos de @cpcristian

2 Comments
  1. Me gustaría que se pasarán por el contenedor de papel y cartón que hay en la calle camarena a la altura del 207.Veran ustedes como está todos los días.

  2. Realmente la impunidad de los terroristas callejeros radicales de izquierda no es culpa de los jueces, por muy timoratos que sean, sino de los políticos progres que aprueban leyes salvajes que, antes de proteger a las víctimas y los derechos fundamentales del pueblo, están diseñadas para defender a los crimínales y delincuentes.

    Es necesario y urgente que toda esta filosofía progre, pura basura, sea revertida por una nueva fuerza política de orden y que garantice la libertad de los ciudadanos honrados y trabajadores. Es necesario corregir y endurecer la legislación penal urgentemente.

    Basta ya de la dictadura progre del socialismo casposo y el comunismo bananero.

    Es profundamente injusto y suicida que se ponga en libertad a terroristas callejeros detenidos in fraganti delinquiendo. Esta decisión de la magistrada solo sirve para aumentar la alarma social y la sensación de impunidad con la que parecen contar los terroristas de izquierdas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Gacetín Madrid es un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid. así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Contacta con nosotros
  • Contacto: contacto@gacetinmadrid.com
  • Opina: opinion@gacetinmadrid.com
  • Anúnciate: marketing@gacetinmadrid.com
Suscríbete