Nueva ola de robos a establecimientos de San Cristóbal, Barrio del Pilar, Ensanche de Vallecas y Usera

Una nueva ola de robos a establecimientos esta madrugada de martes, 13 de agosto, ha sacudido a diversos distritos de la ciudad de Madrid: Usera, Villaverde, Fuencarral-El Pardo y Puente de Vallecas.

El primero de ellos se ha producido en una estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de San Cristóbal de los Ángeles, en el distrito madrileño de Villaverde. Al parecer, un toxicómano habría reventado el cristal de acceso a las oficinas para llevarse la recaudación, pero por razones que se desconocen tuvo que huir sin el botín.

Posteriormente se produjo un asalto a una casa de apuestas de la calle Mezquita, en el distrito madrileño de Usera. Los ladrones han destrozado la verja metálica y han forzado la puerta de acceso, aunque se han ido con las manos vacías tras la activación de la alarma con sistema de emisión de humo.

También se ha visto afectado un bar-restaurante en el número 11 de la avenida de La Gavia, en el Ensanche de Vallecas, en Villa de Vallecas, y una farmacia del Barrio del Pilar, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, localizada en la calle Islas Cíes. A bordo de un turismo de gran cilindrada y en apenas 5 minutos, los ladrones reventaron la puerta de acceso con mazas y se llevaron la caja registradora.

Robos en bares de San Blas-Canillejas, Carabanchel, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Usera y Fuencarral, en casas de apuestas de Latina, en farmacias de Sanchinarro y Ensanche de Vallecas y en lavanderías de Usera, Villaverde, Carabanchel y Leganés.

Tras más de 10 robos en lavanderías de autoservicio producidos desde enero en distritos del sur de la capital como Usera y Villaverde, los ladrones volvieron a actuar el pasado 16 de junio en otros dos establecimientos de Carabanchel y Leganés.

Aparte de las lavanderías, bares, farmacias y casas de apuestas se han visto afectados. Los robos más recientes se produjeron el pasado viernes, 9 de agosto, con hasta 7 en diversos distritos de la ciudad de Madrid como Carabanchel y Puente de Vallecas. A pesar de la brutalidad con la que los ladrones rompieron cristales y puertas de acceso, en parte de ellos no pudieron llevarse botín alguno.

El pasado miércoles, 17 de abril, en un bar situado en la calle Gabriel Usera, en el distrito madrileño de Usera. Al parecer, varios individuos llegaron a bordo de un vehículo BMW de gran cilindrada, forzaron la persiana metálica del local, forzaron los barrotes de la verja y rompieron a mazazos el cristal de la puerta del establecimiento.

Una vez dentro, emplearon las mismas grandes mazas para reventar la máquina tragaperras, de la que sustrajeron más de 1.000 euros que habían sido cargados el día anterior, y la caja registradora, de la que se llevaron apenas 100 euros.

El pasado 22 de marzo dos farmacias situadas en los distritos madrileños de Villa de Vallecas y Hortaleza fueron asaltadas y se llevaron el dinero de la caja registradora, para posteriormente huir a toda velocidad. A pesar de los grandes destrozos ocasionados en ambos locales, el botín no ha sido mayor que 100 euros.

También el pasado 21 de febrero, una casa de apuestas en el distrito madrileño de Latina fue asaltado. Los ladrones emplearon una maza para romper el cristal de la puerta de este establecimiento de la cadena ‘Luckia Apuestas’, y se llevaron todo el dinero, alrededor de unos 7.000 euros. A continuación huyeron a toda velocidad en un turismo BMW.

Y ya el pasado mes de octubre esta conocida banda de ladrones, la ‘banda de BMW’, asaltó dos bares, situados en San Blas-Canillejas y Ciudad Lineal, accediendo a los locales mediante mazas, con las que rompieron los cristales y robaron la recaudación de las máquinas tragaperras y las registradoras. Un último asalto en Fuencarral resultó fallido para los ladrones por la alerta dada por un vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *