Madrid implanta el primer sistema de cirugía robótica de España que permite operar sin cicatriz

La Comunidad de Madrid ha implantado en el Hospital Universitario Infanta Cristina de Parla el primer sistema de cirugía robótica flexible de España. Se trata de un robot que permite operar sin cicatriz, alcanzar zonas de difícil visualización y ser utilizado en pacientes que tienen peor tolerancia a la cirugía, por ser más frágiles o de avanzada edad.

El consejero en funciones de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha conocido el funcionamiento de esta tecnología pionera, que además permite aumentar el número de pacientes tratados en un día y abordar diferentes patologías con un mismo sistema y que supone un paso más en el desarrollo de la cirugía mínimamente invasiva, al acceder al organismo por sus vías naturales, sin necesidad de hacer incisiones y evitando de esta forma las cicatrices cutáneas. Esta técnica puede ser utilizada en cirugía de cabeza y cuello, colo-rectal, transabdominal y transtorácica.

Con este nuevo robot ya han sido operados cuatro pacientes en la base de la lengua y en las cuerdas vocales. El robot ha sido diseñado para el abordaje diagnóstico y el tratamiento quirúrgico por vía trasoral de la vía aerodigestiva superior.

Otros beneficios de la cirugía robótica flexible son la reducción del dolor postquirúrgico, una recuperación más rápida, menor riesgo de infección y complicaciones, menor pérdida de sangre y transfusiones, una incorporación más rápida a las actividades diarias, menos daños para los tejidos y músculos críticos para comer y menos posibilidad de colostomía.

Con la instalación de este aparato de cirugía robótica flexible, el Hospital Infanta Cristina de Parla se convierte en el primero de España en aplicar esta técnica que ya se emplea en Italia y Alemania y, próximamente, en Inglaterra. La robótica flexible se denomina la tercera revolución tecnológica en cirugía, tras la laparoscopia rígida y la robótica rígida.

Doce robots Da Vinci

La Comunidad de Madrid está extendiendo el uso de la cirugía robótica, en el marco del Plan de Equipamiento Sanitario y Alta Tecnología, dotado con 312 millones para los próximos ocho años.

El Consejo de Gobierno regional ha autorizado recientemente una inversión de 24 millones de euros para alquilar durante ocho años seis nuevos equipos de cirugía robótica Da Vinci modelo Xi IS4000, con una consola, simulador y mesa de operaciones que prestarán servicio en los hospitales de La Paz, 12 de Octubre, Ramón y Cajal, La Princesa, Puerta de Hierro y Gregorio Marañón.

Estos seis nuevos aparatos se sumarán a los tres que están ya en funcionamiento en los hospitales Clínico San Carlos, Rey Juan Carlos y Fundación Jiménez Díaz. El Clínico opera desde 2006 con el primer robot Da Vinci que se instaló en España en un centro público. En 2012, el Hospital Rey Juan Carlos abrió sus puertas incorporando el segundo robot Da Vinci a la sanidad madrileña. Y el pasado mes de marzo, la Fundación Jiménez Díaz comenzó a operar con este equipo.

Además, el Hospital Clínico San Carlos se convertirá en centro de formación internacional en cirugía robótica para profesionales de Europa e Hispanoamérica, dentro del proyecto denominado ‘Smart Health Center’.

El Clínico contará con una zona específica con otros tres robots Da Vinci que se utilizarán solo para docencia. Con ello, Madrid contará con un total de 12 aparatos de este tipo: los tres en funcionamiento, los seis de nueva adquisición y los tres para formación.

El Da Vinci es un dispositivo de cirugía asistida por ordenador que mejora la precisión de los gestos quirúrgicos realizados por los cirujanos en cirugía mínimamente invasiva endoscópica y laparoscópica al ofrecerles visión 3D y mayor número de grados de libertad en los movimientos del instrumental, lo que compensa la pérdida del sentido del tacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *