La leyenda del blues Watermelon Slim llega este jueves a la madrileña Sala Clamores

Durante todo el mes de julio, la madrileña Sala Clamores celebra su 36º cumpleaños con las mejores bandas de gira por Europa de jazz, soul, blues, funk… y este jueves le toca el turno a Watermelon Slim, leyenda del blues.

Solamente 3 leyendas como B.B. King, Buddy Guy, y Robert Cray han logrado 6 nominaciones en un año a los Blues Music Awards, y por encima de ellos, Watermelon Slim es el único que ha logrado esa hazaña 2 años consecutivos, y 17 nominaciones en total en 4 años.

William Homans, conocido como Watermelon Slim por su delgada complexión y por haber estado 28 años trabajando en campos de sandías, tiene una de las carreras y vidas más impresionantes del blues.

Además de cultivar sandías, ha trabajado conduciendo camiones, operando carretillas, vendiendo leña, oficiando funerales, o incluso delinquiendo para poder sobrevivir. Una de sus experiencias vitales ha sido la guerra de Vietnam, puesto que herido en una cama de hospital fue donde comenzo a tocar la guitarra con la tapa de de una lata oxidada  de café y su Zippo como slide.

Grabó su primer álbum en 1973, un disco antibelicista llamado “Merry Airbrakes”; y aunque nunca ha dejado de tocar, no fue hasta 1999 que grabó un nuevo álbum y retomó su carrera profesional. Desde el multipremiado “The Wheel Man” a su incursión en el contry-and-western con “Escape from the Chicken Coop”, Slim no ha dejado de publicar discos, siempre con gran éxito por parte de crítica y público

Boo Boo Davis es un superviviente perteneciente a las últimas generaciones de músicos que escriben y tocan el blues basándose en la experiencia de primera mano de una vida dura en el delta del Mississippi. Nacido en Drew, en el corazón del delta, la tierra más rica de algodón en el sur, en cuyos campos pasó Boo su infancia escuchando los cantos de los trabajadores, hecho que desarrolló su fuerte voz que años más tarde ha impactado a audiencias de todo el mundo.

Boo Boo recuerda a leyendas como John Lee Hooker, Elmore James y Robert Pete Williams visitar su casa, donde él pudo oírles tocar y ensayar junto a su padre Sylvester canciones de blues que ya son historia de la música. Con 5 años Boo Boo tocaba la armónica y cantaba en la iglesia con su madre; con 13 ya tocaba la guitarra blues; y con 18 años tocaba con su padre y sus hermanos mayores bajo el nombre Lard Can Band. A principios de los años ’60 se mudó al norte de St. Louis y junto con sus hermanos fueron la banda residente de los fin de semanas en Tabby’s Red Room durante más de 18 años.

Siguiendo su guía espiritual (que él llama Dave), Boo Boo ha encontrado una manera de hacer frente a la sociedad moderna. El blues le han ayudado a mantenerse en activo y con toda su energía intacta y sobrevivir en el día a día. Con una extensa discografía donde destacan hitos como estar entre los mejores 10 discos de blues de 2006 por MOJO Magazine, tocar en festivales tan importantes como el Pocono Blues Festival o el Festival de Jazz Montreux, o actuar en vivo en la CBC Radio One, radio nacional de Canadá.

En 2008 decidió prescindir del bajo para girar como un power-trío con batería y guitarra, consiguiendo endurecer y modernizar su propuesta. Y así, esta leyenda del blues continúa su camino ofreciendo calidad a raudales y ese estilo de los grandes clásicos con cada nuevo disco y gira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *