SOS Racismo condena la “agresión racista” en Atocha por vigilantes de Cercanías y exige una investigación

“Criticamos la falta de respuesta de Renfe ante las constantes situaciones racistas que se producen en el sistema de transportes que gestiona, y que permite continuamente la sobrevigilancia, el escrutinio y el abuso de las autoridades competentes sobre las personas racializadas”, denuncian.

El pasado jueves, 11 de octubre, se hizo viral un vídeo en el que se podía ver como varios agentes de seguridad de la entidad pública Renfe desalojan por la fuerza a un pasajero de origen africano de uno de los trenes, parado en la estación madrileña de Atocha, entre pitos y protestas de los demás pasajeros.

Desde la ONG Sos Racismo Madrid se ha emitido un comunicado a raíz de estos hechos, en el que condenan “esta agresión racista, en la que varios agentes de seguridad de Renfe cometen un abuso de poder frente a un pasajero al que previamente se dirigieron para pedirle el billete en una operación que, tal y como han constatado otros pasajeros, se trata de una inspección racista ya que al resto de pasajeros no les pidieron el pasaje”.

Por ello, desde la ONG se insta a Renfe a “abrir inmediatamente una investigación sobre los agentes de seguridad para que se puedan depurar todas las responsabilidades, y que de este modo la persona agredida pueda obtener justicia”.

“Denunciamos la constante criminalización de las personas racializadas en el sistema de transportes de Madrid, lugar donde tenemos conocimiento, con bastante periodicidad, de las paradas racistas que se producen”, exponen, a lo que añaden que “estas vienen no solo por parte del personal de Renfe, sino también de los cuerpos policiales que patrullan por las estaciones, impidiendo constantemente la libre y tranquila circulación de las personas racializadas”.

“Criticamos la falta de respuesta de Renfe ante las constantes situaciones racistas que se producen en el sistema de transportes que gestiona, y que permite continuamente la sobrevigilancia, el escrutinio y el abuso de las autoridades competentes sobre las personas racializadas”, denuncian.

Además, exigen a Renfe, “como servicio público al que debería de tener acceso toda la ciudadanía en igualdad de condiciones, la puesta en marcha urgente de medidas antirracistas concretas y firmes frente al personal, así como todas aquellas que ayuden a convertir el sistema de transportes que gestionan en un espacio libre de racismo”.

Desde SOS Racismo Madrid concluyen mostrando “nuestro máximo apoyo y ofrecemos nuestros servicios tanto a la persona agredida como a todas aquellas personas racializadas que han sufrido y sufren las consecuencias del racismo en los diferentes sistemas de transporte”.

“No hay razones racistas ni xenófobas en el desalojo”

Por su lado, desde Renfe se ha afirmado que el desalojo al viajero se debió a que “alteraba el orden público con un comportamiento que provoca el retraso del tren perjudicando a cientos de viajeros. No hay razones racistas ni xenófobas en el desalojo”.

“En relación con el incidente ocurrido ayer, Renfe ha abierto un procedimiento de oficio para aclarar el incidente. Conviene aclarar que el viajero fue detenido por la Policía Nacional y llevado a comisaría. Lamentamos el incidente y las molestias que ha ocasionado”, han expuesto.

Video de eldiario.es:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *