Segundo empate en casa del Club de Campo Villa de Madrid frente a un Terrassa inferior

En un Día de la Fiesta Nacional lluvioso, el Club de Campo Villa de Madrid masculino ha empatado el segundo partido en casa de la temporada en la Liga de División de Honor de hockey frente al CD Terrassa (1-1) y mantiene la cuarta posición en la clasificación con 11 puntos, a dos de los líderes Atlètic Terrassa, Egara y Polo. El equipo madrileño recibirá el domingo al Atlètic Terrassa en la 7ª jornada del campeonato.

Pese a mostrarse superior de principio a fin, el Club de Campo no supo sumar tres puntos que le habrían colocado en lo más alto de la tabla. El CD Terrassa, con un planteamiento muy defensivo, arañó un empate e incluso tuvo la última ocasión del encuentro con un penalti córner con el tiempo a cero.

El Club mantuvo el gran nivel de juego mostrado en las últimas semanas, con todos sus efectivos muy concentrados y cohesionados, sin cometer apenas errores en todas las líneas.

Desde los primeros minutos el Club acorraló a su rival, que sabía defenderse con orden. No obstante, los locales dispusieron de oportunidades en el primer cuarto para adelantarse en el marcador merced a sendos disparos de Gonzalo Lasso y de Moritz Moker que repelió muy bien el portero Alberto Carnicer.

En el segundo cuarto apenas cambió el panorama y el Club dominaba claramente. Con un Terrassa plantado en defensa, Lasso tuvo otra ocasión que se fue fuera por poco antes de que en el minuto 33 Álvaro Tello inaugurara el luminoso tras una excelente incursión de Quique González de Castejón por la banda derecha, cuyo centro desde la línea de fondo fue materializado por Tello en boca de gol.

Con 1-0 se llegó al descanso. En la reanudación, el Club continuó apretando para ampliar la renta. José Basterra tuvo otra oportunidad que resolvió muy bien Carnicer.

Aunque el Club controlaba la situación, el Terrassa supo sacar petróleo. En una galopada por la banda derecha, Marc Miralles llegó hasta la línea de fondo y su asistencia fue rematada a la red por Pau Masip en el minuto 49.

Faltaba un cuarto y todo podía ocurrir. En la recta final, el Club de Campo pudo llevarse los tres puntos en dos ocasiones en los últimos 4 minutos: primero desaprovechó su único penalti córner en todo el encuentro y a continuación Nacho Rodríguez volvió a poner a prueba a Alberto Carnicer, que estuvo sensacional bajo palos.

Con el electrónico a cero, el Terrassa provocó su único penalti córner en los 70 minutos de juego. Pero el tiro de Miralles fue sacado por la zaga local.

Foto: Ignacio Monsalve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *