Mañana de mercado, de recorrido por los puestos que jalonan las calles, todas con nombres de zarzuela, de uno de los mercados más castizos de Madrid, el de Chamberí.

Manuela Carmena, alcaldesa de la ciudad, acompañada por Marta Higueras, delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, se ha acercado esta mañana a este mercado municipal, uno de los 46 que integran la red, para celebrar con sus comerciantes el 75 aniversario de su apertura y palpar en directo el día a día de este centro, uno de los referentes del Distrito, estrechamente vinculado a la vida ciudadana.

Además de los puestos de frescos, se puede encontrar desde un centro de estética, hasta una modista y una inmobiliaria. Destaca especialmente su zona gastronómica, La Chispería, una nueva referencia castiza en alusión a los chisperos, chulapos de Chamberí, y un lugar donde paladear la cocina de mercado a precios asequibles en sus ocho locales de restauración. Uno de ellos, El Ocho, debe el nombre al número del primer tranvía que comunicó Chamberí con el centro de la ciudad.

Según fuentes del Ayuuntamiento de Madrid, “la alcaldesa reiteró su compromiso con la dinamización de los mercados municipales que se ha plasmado en el Plan Estratégico aprobado el pasado año y cuyo fin es mantener la singularidad de estos grandes equipamientos como motor del comercio de proximidad con una mirada actual”.