El Hospital Gregorio Marañón diseña un dispositivo que protege al paciente en intervenciones por vía oral

Dos médicos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón han diseñado un nuevo dispositivo de uso clínico que protege al paciente, así como los instrumentos médicos, en las intervenciones diagnósticas y terapéuticas que requieren la introducción de aparataje a través de la cavidad oral para acceder al tracto digestivo y a la vía aérea inferior de los enfermos. Además, el dispositivo evita la obstrucción de las vías respiratorias y facilita la intubación traqueal.



El nuevo dispositivo tendría uso tanto en pruebas diagnósticas como en intervenciones que requieren anestesia general. En el Hospital Gregorio Marañón se realizan anualmente más de 12.000 pruebas diagnósticas y más de 10.000 intervenciones con anestesia general. Considerando únicamente las pruebas diagnósticas puede estimarse que sólo para la Comunidad de Madrid hablaríamos anualmente de más de 100.000 pacientes susceptibles de beneficiarse de las ventajas del nuevo dispositivo, especialmente en gastroscopias, fibrobroncoscopias y ecocardiografías transesofágicas.

Este es uno de los estudios que desde sus inicios ha sido respaldado por la Unidad de Apoyo a la Innovación (UAI) del Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón (IiSGM), cuyo personal trabaja en colaboración con los investigadores con el objetivo de desarrollar el proyecto tanto a nivel de prototipo (ayuda FIPSE 2016) como para su protección, valorización y transferencia al mercado.



Este proyecto, denominado “Dispositivo para uso clínico y anestesia”, es obra de los investigadores Guillermo R. Bernal y Javier Casanova, médicos del Servicio de Anestesia y Reanimación del Hospital Gregorio Marañón, y, además, ha sido uno de los seleccionados para participar en Idea2Global.

Idea2 Global es un programa formativo y de mentorización internacional en el ámbito de la salud, cuyo objetivo es potenciar las tecnologías médicas y sanitarias más innovadoras y a sus impulsores, para convertir sus ideas en productos y servicios que tengan un impacto real en el cuidado de la salud. Está desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y tiene una duración de seis meses. Los equipos seleccionados están inmersos ya en sesiones formativas, reuniones y tutorías específicas con expertos internacionales en emprendimiento e innovación. El programa está valorado en 24.000€ por equipo participante.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *