Mercedes González: “Calle 30 es un pozo sin fondo para que Gallardón tuviera su obra faraónica”

  • La portavoz socialista en la comisión de investigación sobre Madrid Calle 30, Mercedes González, ha subrayado que por haber pasado al modelo mixto, los madrileños pagan 50 millones de euros más por el mantenimiento de la M-30.
  • En la segunda sesión de la comisión de investigación han eludido comparecer Manuel Cobo y Juan Bravo, altos cargos del gobierno de Ruiz-Gallardón cuando se remodeló la M-30..
  • González ha destacado que fue Manuel Moix quien denegó las actuaciones judiciales planteadas por el PSOE e Izquierda Unida sobre la reforma de la M-30.




La portavoz del PSOE en la comisión de investigación sobre Madrid Calle 30, Mercedes González, ha señalado que la reforma de la M-30 tal y como la planteó el gobierno de Ruiz-Gallardón es “un pozo sin fondo que pagamos los madrileños para que el alcalde tuviera su obra faraónica”.

Al término de la segunda sesión de la comisión de investigación sobre la reforma de la vía de la circunvalación, la concejala del PSOE ha indicado que las comparecencias de hoy “han vuelto a ratificar que las obras fueron ilegales, que se hizo un contrato sin proyecto de ningún tipo, lo que ha provocado que las obras se hicieran sobre la marcha y que por el mantenimiento de la infraestructura, gracias al cambio de modelo de gestión, las arcas municipales desembolsan anualmente 50 millones de euros de sobrecoste”. “Cuanto más investigamos y más escuchamos a los comparecientes, más claro tenemos que es un pozo sin fondo”, ha dicho González.

La concejala también ha explicado que hasta el año 2016 no se han tramitado expedientes sancionadores de penalización por incumplimientos contractuales. “No se ocuparon de esto y eso a pesar de que existen algunos informes que indican que no cumple todos los criterios de seguridad exigibles”, ha destacado González en la segunda sesión de esta comisión.




Este martes han comparecido la actual delegada de Medio Ambiente y Movilidad y concejala de IU durante la reforma de la M-30, Inés Sabanés, Jesús Jiménez Allen (titular de la Jefatura del Departamento Financiero de Madrid Calle, 30 S.A), José Luis Infanzón (Director General del Espacio Público, Obras e Infraestructuras), Carmen Jiménez (Titular de la Secretaria del Consejo de Administración de la Jefatura del Departamento Jurídico de Madrid Calle 30 S.A), Julio Hernán (Subdirector General de Sector Público del Área de Gobierno de Economía y Hacienda), Jorge Presa (Subdirector General de Obras e Infraestructuras Urbanas del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible) y Miguel A. Vázquez (Subdirector General de Elaboración y Gestión del Presupuesto del Área de Gobierno de Economía y Hacienda).

No han acudido Manuel Cobo ni Juan Bravo, altos cargos del gobierno de Gallardón, que tampoco ha querido comparecer.

Sin impacto y con prisas 

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés -concejala por IU durante la reforma de la M-30 y miembro del consejo de administración de la empresa pública hasta que fue convertida en mixta- ha señalado directamente al exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón como el responsable de plantear los trabajos de la vía de circunvalación eludiendo la Declaración de Impacto Ambiental y con rapidez “para cumplir con un plazo electoral”.

A una pregunta de Mercedes González, Sabanés ha recordado que fue Manuel Moix –entonces fiscal jefe de Madrid y fiscal anticorrupción- quien denegó las actuaciones judiciales planteadas por el PSOE e Izquierda Unida sobre la reforma de la M-30.




La edil también ha contestado que el traslado de la titularidad de la vía de circunvalación desde el Ministerio de Fomento al Ayuntamiento fue “totalmente inoportuno”. En un principio la empresa era cien por cien pública para después pasar a un “modelo peculiar de sociedad mixta”. El paso de un tipo de empresa a otra se debió, según Sabanés, a evitar que computara como deuda para el Ayuntamiento.

“No entrar en detalles”

Jesús Jiménez Allen, titular de la Jefatura del Departamento Financiero de Madrid Calle, 30 S.A, ha explicado a Mercedes González que detectaron errores en las certificaciones de obra aunque su superior le pidió que “no entraran en detalles”. También ha indicado que, por convertirse en empresa mixta, de las arcas municipales madrileñas sale un sobrecoste de más de 50 millones de euros anuales. Jiménez Allen también ha reconocido que durante los primeros años se compraron algunos regalos electrónicos a los miembros del consejo de administración, aunque actualmente “no se hacen”.

Seguridad en entredicho

Mercedes González ha preguntado a José Luis Infanzón, actual Director General del Espacio Público, Obras e Infraestructuras y director del contrato Calle 30, si la seguridad en dicha vía mantiene los criterios de calidad exigidos, tal y como se pone en duda en algunos certificados de Seguridad e Infraestructuras. “Sí, según nuestros parámetros”, ha respondido el cargo municipal sin atender a los informes apuntados por la concejala socialista, de los que dijo desconocerlos.




Sin embargo, Carmen Jiménez, titular de la Secretaria del Consejo de Administración de la Jefatura del Departamento Jurídico de Madrid Calle 30 S.A, -cuarta de las siete comparecientes de hoy- ha desmentido las afirmaciones de José Luis Infanzón porque, según su respuesta a la edil socialista, se conocen los informes aludidos en los que se indica que la vía no cumple los criterios de calidad exigidos. También ha detallado que la modificación contractual de 2007 de Calle 30 no contó con informe jurídico de la sociedad.

Jiménez, que ha abierto seis expedientes a la empresa de mantenimiento de la vía, ha asegurado que el socio privado de la sociedad mixta EMESA ha continuado negando la falta de cumplimiento de algunas condiciones, incluso después de las primeras sanciones impuestas recientemente por el gobierno.

Por su parte, el Subdirector General de Sector Público del Área de Gobierno de Economía y Hacienda, Julio Hernán, ha indicado a Mercedes González que la dirección general a la que está adscrito no realizó ningún informe sobre la reforma millonaria. Según su criterio,  el proyecto no cumplió los requisitos que obligan a esta dirección a general a emitir el preceptivo expediente. También Hernán ha indicado a González que con el modelo mixto, es el Ayuntamiento de Madrid quien asume el riesgo financiero y además “es mejorable” el modo en el que se está dando el servicio público.

11 millones de euros “tirados a la basura”

Jorge Presa, Subdirector General de Obras e Infraestructuras Urbanas del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible, ha reconocido que existieron proyectos para la M-30 que fueron pagados pero nunca ejecutados. La socialista González ha recordado que esos proyectos “pagados inútilmente” por el Ayuntamiento de Madrid han supuesto, al menos, 11 millones de euros “tirados a la basura”.




Presa ha señalado las “presiones vecinales”, que obligaron a modificar los proyectos iniciales, como una de las causas del sobrecoste del 48 por ciento de las obras, que pasaron de 2.500 millones presupuestados a 3.700 incluido el IVA.

Finalmente, el Subdirector General de Elaboración y Gestión del Presupuesto del Área de Gobierno de Economía y Hacienda, Miguel A. Vázquez, ha negado tener “vinculación” con Calle 30, a pesar de que firma un informe de contenido presupuestario de más de 8.775 millones de euros para esta vía, tal y como le ha recordado Mercedes González. El subdirector ha reconocido que su departamento informó favorablemente el mismo día que recibía la documentación y sin haber recibido los informes previos de la asesoría jurídica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *