La Guardia Civil desarticula en Barajas una organización que importaba cocaína oculta en flores frescas

  • Hay 2 personas detenidas y se han incautado más de 32 kilos de droga.
  • La cocaína, procedente de Ecuador, se encontraba oculta entre los pétalos de las flores camuflada en cápsulas aceradas.




La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria desarrollada en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, ha detenido a 2 personas y ha intervenido 32.416 gramos de cocaína oculta entre los pétalos de unos claveles dentro de unas cápsulas aceradas.

La operación tiene su origen en el estudio pormenorizado que realiza la Unidad de Análisis de Riesgos de la Aduana de Madrid Barajas, compuesta por funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y del Resguardo Fiscal de la Guardia Civil, con la dirección del Administrador de la Aduana, al sospechar de una partida comercial procedente de Ecuador que declaraba contener flores frescas.

Gracias a las comprobaciones que se realizan sobre las empresas receptoras de mercancías en nuestro país, llamó la atención de los agentes la corta trayectoria de la empresa receptora de la expedición comercial y el volumen de tráfico que tenía, por lo que se estrecharon las vigilancias sobre el punto de recepción y el administrador de la misma.




Tras llegar la mercancía a nuestro país y con la oportuna autorización judicial, se sometió a control la entrega de ésta y se detuvo a los receptores de la partida, una mujer de origen colombiano y un varón de nacionalidad española.

Una vez analizadas las flores se descubrió que la droga se encontraba oculta entre los pétalos de los claveles en el interior de miles de cápsulas aceradas de color rojo, que pasaban totalmente desapercibidas a la vista.

La partida comercial, de 879 kilos de peso, procedía de Quito (Ecuador), y declaraba contener 120 kilos de rosas y 750 de claveles. La droga iba oculta sólo en los claveles, donde se camuflaba mejor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *