Entrevista | Jorge García Castaño, concejal del Ayuntamiento de Madrid por Ahora Madrid

Nacido en San Sebastián en 1977, es licenciado en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido diputado en la Asamblea de Madrid en la legislatura 2003-2007 y concejal en el Ayuntamiento de Madrid de la Corporación 2011-2015 por Izquierda Unida, en la que ejerció el cargo de portavoz de su Grupo en la Comisión de Economía y Hacienda.




Actualmente es concejal del Ayuntamiento de Madrid por Ahora Madrid y responsable de las Juntas Municipales de Centro y Chamberí.

Pregunta: ¿Qué le llevó a unirse a Ahora Madrid y a presentarse para concejal del Ayuntamiento de Madrid?

Respuesta: Desde algunos años antes de las elecciones mucha gente veníamos reflexionando sobre la posibilidad que había para llevar adelante u proyecto de cambio en la ciudad y, además, entendíamos que las herramientas políticas con las que contábamos no eran suficientes para ganar. En un contexto de movilización social, en pleno ciclo del 15-M y tras la irrupción de Podemos, era una oportunidad que no podíamos dejar pasar.

P: Usted ha pasado de ser concejal de la oposición con IU a ser concejal de Gobierno y Presidente de Centro y Chamberí. Cuando supo que gestionaría una ciudad como Madrid, con más de 3 millones de habitantes y un Presupuesto de casi de 4.500 millones de euros, ¿qué se le pasó por la cabeza?

R: Una enorme responsabilidad y cierto miedo. Además fuimos recibidos con una campaña política y mediática que seguramente no ha sufrido en la historia reciente ningún otro gobierno municipal.

Sin embargo, más allá de la escena que quisieron construir algunos medios, hemos cogido muy rápido el pulso de la gestión y hemos conseguido ordenar lo que era un caos para conseguir un nivel de eficacia bastante importante, teniendo en cuenta de la situación que encontramos al llegar. Nadie, ni mucho menos la oposición, pensaba que la gestión iba a ir tan bien a estas alturas de legislatura.




P: ¿Cuáles son sus prioridades de actuación en Centro? ¿Y en Chamberí?

R: Son semejantes: mejorar la calidad del espacio público y de la movilidad sostenible y revertir el déficit de equipamientos que tiene los dos distritos. Hablamos de dos distritos que tienen mucha actividad económica, comercial, hostelera… Queremos que sean distritos donde se pueda emprender y hacer negocios pero, sobre todo, queremos construir barrios donde se viva bien en todas las etapas de la vida, donde se pueda pasear a gusto, se pueda llevar a tus hijos a una escuela infantil, puedas ir a un centro de mayores y cuentes con una importante oferta cultural y comercial.

P: ¿Han sido muy intensos estos dos años de gobierno? De las medidas adoptadas en Madrid, ¿cuál destacaría?

R: Quizá haya otras más espectaculares pero me quedo con la tenacidad con la que estamos encarando el problema de la limpieza. Nos encontramos con unos contratos desastrosos y con una enorme pérdida de civismo y disciplina en esta materia y creemos que, poco a poco, estamos siendo capaces de revertir la situación.

Tanto Inés Sabanés como la alcaldesa lo han situado como una prioridad, hemos negociado con la empresas el fin del los ERTES, la redefinición de las calles principales, que va a suponer la contratación de varios cientos de trabajadores, estamos implantando un nuevo modelo de recogida de basura, se ha hecho un esfuerzo enorme en sensibilización y en disciplina. Seguramente no sea lo más gratificante pero el esfuerzo era muy necesario.




P: ¿Y de las medidas adoptadas en Centro y en Chamberí?

R: En ambos casos destacaría el inicio de las intervenciones en movilidad y mejora del espacio público. Estamos actuando de forma sistemática para ampliar aceras, cumplir con las normas de accesibilidad, reordenar aparcamiento, introducir carriles bici…

Los equipamientos van a tardar más en verse pero de aquí a final de legislatura muchos serán realidad y otros quedarán muy encarrilados.

P: ¿Se ha notado en Centro y en Chamberí la aplicación del Protocolo contra la Contaminación en los pasados episodios?

R: Se ha notado pero más bien por lo eficaz que ha sido a la hora de expresar la conciencia que ya tenía la ciudadanía de Madrid. La oposición pensaba que esto iba a ser nuestra tumba y, sin embargo, se han encontrado con una ciudadanía madura que ha reaccionado muy positivamente. Una ciudadanía que cada vez pide más medidas y más estructurales, como el Área de prioridad residencial.

P: Hace tiempo declaró que las Áreas de Prioridad Residencial (APR) eran una necesidad urgente. ¿Cómo ha cambiado la situación de las APR en Madrid, y en concreto en Centro y Chamberí?

R: Estamos trabajando las nuevas normas, reuniéndonos con todos los sectores implicados a la hora de diseñar el nuevo APR unificado de Centro. Ya está claro el ámbito de actuación, que va a ser la práctica totalidad del distrito, sin calles abiertas al tráfico de paso. Seguramente sea una de las dos o tres actuaciones en materia de movilidad sostenible más ambiciosas que se van a tomar en Europa en estos años.

En Chamberí, trabajamos en el proyecto “Más Chamberí” con el que vamos a intentar reducir tráficos de paso, mejorar la movilidad sostenible, mejorar el aparcamiento para residentes, conseguir un distrito 100% accesible y ampliar alguna zona verde.




P: ¿Piensa que el nuevo Plan de Calidad de Aire y Cambio Climático (Plan A) propuesto por Ahora Madrid reducirá la polución de la zona centro de Madrid? ¿Qué destacaría de este plan?

R: Irá reduciendo según vayan entrando en acción algunas medidas. Seguramente los resultados no sean tan visibles a corto plazo pero se trata de un plan muy audaz, con mucha visión estratégica y que toca de forma transversal muchos puntos.

Sin duda, el APR es una cuestión importante dentro del plan pero también hay cuestiones como la reforma del Servicio de Estacionamiento Regulado, la nueva Ordenanza de Movilidad o la reforma de las principales arterias de la ciudad que también serán importantes.

P: Los fenómenos de la turistificación y la gentrificación afectan de forma especial a la almendra central de Madrid. ¿Qué soluciones se han propuesto o aplicado para corregir esta situación?

R: Las medidas tienen que ver principalmente con proteger y cualificar los usos residenciales, prácticamente no habrá nuevos cambios de uso de residencial a terciario en el centro. Por otra parte estamos buscando una regulación para las viviendas de uso turístico, como han hecho la práctica totalidad de las grandes ciudades europeas. En esto es muy importante el papel de la Comunidad pero si sigue sin dar pasos decididos, tendremos que actuar directamente desde las competencias que tenemos. Además, hemos diseñado un ambicioso plan de equipamientos con nuevas escuelas infantiles, centros de mayores e instalaciones deportivas que van a hacer que el distrito cada vez sea más atractivo para desarrollar un proyecto de vida.

P: La coordinadora de Asociaciones de Vecinos Madrid Centro abandonó hace unas semanas la Mesa del Ocio Nocturno “por inoperante”, acusando a empresarios y gobierno municipal de falta de voluntad. ¿Qué opinión tiene sobre ello?

R: Creo que la mesa del ocio es un buen instrumento para el diálogo entre las organizaciones vecinales y el sector del ocio pero, lógicamente, no agota las posibilidades de intervención del Ayuntamiento en la materia.

Sabemos que nos queda mucho recorrido pero creemos que vamos avanzando. Las mediciones que estamos haciendo en estos meses nos indican una mejora en el mapa del ruido aunque sin llegar a cumplir los objetivos marcados. Este año vamos a dejar muy encaminada la reforma de la Zona de Protección Acústica de Centro, vamos a aprobar la de Gaztambide, vamos a reformar la ordenanza de terrazas y en los próximos meses comunicaremos alguna propuesta importante que creemos que puede ayudar a mejorar la situación.




P: Tras las negociaciones, ¿en qué situación se encuentra el futuro de las instalaciones del campo de prácticas de golf del Tercer Depósito de Chamberí?

R: Por ahora ha sido un ejemplo de cooperación institucional. Más allá de lo que me parezca lo que allí se hizo en el pasado (cuestión que tendrán que tratar los jueces) hemos conseguido legalizar en tiempo récord la parte legalizable y evitar que hubiera un parón en las actividades deportivas. Ahora están dialogando las entidades vecinales con Canal los nuevos usos. Nuestra función ahora mismo no es otra que facilitar ese diáolgo y agilizar los trámites cuando haya un plan de usos y  un proyecto.

P: ¿Qué huella le gustaría dejar en Centro y Chamberí cuando acabe su mandato?

R: Creo que vamos a dejar dos distritos que no van a tener nada que envidiar a distritos semejantes de otra capitales europeas en materia de espacio público y movilidad, mejorando mucho la red de equipamientos públicos. Vamos a hacer en cuatro años lo que otras ciudades han hecho el quince. Eso a veces puede tener dificultades a la hora de explicar los cambios y de persuadir a alguna gente pero creo que es lo que nos toca hacer.

Fotos: Ayuntamiento de Madrid | diario.madrid.es

Deja un comentario