El Ayuntamiento de Madrid homenajea en Retiro a Jorge Semprún

  • La alcaldesa de Madrid ha descubierto una placa en el edificio en donde vivió, en el número 12 de la calle Alfonso XI.
  • El reconocimiento, que coincide con el sexto aniversario de su fallecimiento, es posible gracias al Plan de Memoria de Madrid.
  • La alcaldesa mencionó la época de clandestinidad que le tocó vivir a Semprún, alias Federico Sánchez y “el miedo de pasear en ese tiempo por las calles”, justo lo contrario de la libertad con la que todos los ciudadanos caminan ahora.
  • Escritor, intelectual y guionista cinematográfico, Semprún tuvo una vida de compromiso político tanto en España como en Francia.




La aportación como político, intelectual y escritor de Jorge Semprún ha llevado al Ayuntamiento de Madrid a rendirle un homenaje en la ciudad que le vio nacer, a través del Plan de Memoria de Madrid. Esta mañana, miércoles 7 de junio, la alcaldesa Manuela Carmena ha descubierto una placa en el edificio en el que residió, en el número 12 de la calle Alfonso XI. Un tributo que coincide además con el sexto aniversario de su fallecimiento y al que han asistido el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo, el ex presidente del Gobierno de España, Felipe González, y el historiador Felipe Nieto.

La alcaldesa Manuela Carmena ha recordado su figura como Federico Sánchez, alias que utilizó Jorge Semprún, para sus actividades clandestinas durante los 10 años en los que regresó a la ciudad como activista del PCE. De él ha dicho Carmena que se merece este reconocimiento porque hay que “reivindicar a las personas ilustres, grandes, a aquellas que contribuyeron al cambio de esta ciudad y de este país, y que nos ayudaron a ser mejores”.




“Pasear sin miedo”
Porque a Jorge Semprún, alias Federico Sánchez, le tocó “vivir años difíciles, pasear por las calles madrileñas con miedo, mirando hacia uno y otro lado por si le seguían”. “Hoy –ha subrayado Carmena- tenemos que ser conscientes de la enorme satisfacción que supone caminar sin miedo por la ciudad, por una ciudad que es de todos los ciudadanos y que es abierta”.

Cumpliendo con los objetivos del Plan de Memoria de Madrid, Jorge Semprún tendrá a partir de hoy una placa en la casa en la que vivió en su infancia y en la que residió antes de partir al exilio en París.

En la placa quedan registrados los años en los que residió en este hogar, desde 1928 hasta 1936, su condición de expatriado tras el golpe de Estado militar de 1936 en España, el hecho de que fue deportado al campo de concentración de Buchenwold, en Weimar (Alemania) y las actividades por las que es más conocido, la de escritor y político.




El Plan de Memoria de Madrid permite reconocer la contribución a la historia de la ciudad a las personas ilustres, destacadas, famosas o populares. En este sentido, Manuela Carmena ha mencionado que el Ayuntamiento de Madrid ha creado la aplicación ‘Madrid: Ciudad de las Mujeres’, que propone un itinerario para disfrutar de la ciudad desde los ojos de las mujeres que contribuyeron a lo que hoy es Madrid. El Plan contempla también destacar lugares famosos o sedes de instituciones o empresas de relieve histórico.

“El deportado de Buchenwald”
Nació en Madrid en diciembre de 1923 y falleció en París en junio de 2011. Tuvo una intensa y dilatada vida como hombre de acción e intelectual durante el siglo XX. Combatió con los partisanos de la Resistencia contra la ocupación de Francia por la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial. En 1942 se afilió al Partido Comunista de España (PCE), del que fue expulsado en 1964. En 1943 le detuvieron y le llevaron al campo de concentración de Buchenwald (Alemania). De hecho, el territorio arrebatado, Madrid y España, y su estancia en el campo de concentración alemán marcaron su obra artística. Semprún se denominaba a sí mismo como “el deportado de Buchenwald”.

En 1988, el entonces presidente socialista del Gobierno español, Felipe González, le nombró ministro de Cultura, cargo que ejerció hasta 1991.




Escribió cerca de veinte novelas, entre las que cabe destacar ‘El largo viaje’, ‘La escritura o la vida’, ‘Aquel domingo’, ‘Viviré con su nombre, morirá con el mío’, o libros como la ‘Autobiografía de Federico Sánchez’, su alías en el Partido Comunista y en la que narra su expulsión de esta formación política. Fue también autor de ensayos y artículos recogidos en ‘Pensar en Europa’, entre otros. Para el teatro narró ‘Gurs’, que cuenta una tragedia europea relacionada con el campo de concentración del mismo nombre.

Jorge Semprún demostró también su talla artística con su trabajo como guionista cinematográfico, junto a directores de la talla de Alain Resnais, Costa-Gavras e Yves Boisset, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *